RanaMundo

RanaMundo

miércoles, 1 de octubre de 2014

DESCUBREN UNA NUEVA ESPECIE DE ARAÑA QUE SE CAMUFLA EN EL SUELO.

El arácnido que tiene tiene una especie de escamas donde se adhieren las partículas del suelo es descubierto en la región de Los Tuxtlas, Veracruz y se espera que esté en otras zonas selváticas del sureste del país.









Investigadores de la UNAM descubrieron nueva especie de araña que camufla con partículas del suelo, se trata de Paratropis tuxtlensis y pertenece a una familia poco común, denominada Paratropididae.

Integrantes del Instituto de Biología (IB) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) lograron el hallazgo de esa nueva especie, de la que se conocían nueve más distribuidas en Sudamérica y Centroamérica, hasta Panamá.

Esta nueva especie descubierta en la región de Los Tuxtlas, Veracruz, nunca había sido vista en territorio mexicano, pero además dicho hallazgo representa el primer registro de esa familia para Norteamérica, de acuerdo con un comunicado de la UNAM.

"Se distingue de otros por su piel rugosa, con una especie de escamas, donde se adhieren más fácilmente las partículas del suelo que le brindan el camuflaje perfecto, y por sus ojos, que se ubican en una especie de "torreta", más arriba que el resto del cuerpo", detalló.

Las primeras colectas de arañas pequeñas o inmaduras se hicieron en 2010, como parte de un proyecto de la Colección Nacional de Arácnidos, que resguarda el IB, y de adultas, en 2011; pero fue recientemente que el descubrimiento se dio a conocer en la revista ZooKeys, de acceso abierto para su consulta.

Por su importancia, el hallazgo de los universitarios ha sido notado por especialistas de todo el mundo: es un trabajo que le da reconocimiento a la UNAM a escala mundial, explicó Oscar Federico Francke Ballvé, investigador del IB y quien encabeza el equipo de expertos.

Las Paratropis tuxtlensis, que toman su nombre científico del sitio donde fueron localizadas, en el Área Natural Protegida de Los Tuxtlas, son arañas pequeñas, que no miden más de cuatro centímetros de la punta de una pata al extremo opuesto.

"Si uno no tiene 'buen ojo' puede levantar una piedra y no verlas; si la araña no se mueve, no se distingue porque se ve como parte del suelo. Hay que revisar bien para poderlas encontrar", relató Jorge Mendoza Marroquín, estudiante de doctorado.

En cuanto a su hábitat, señaló que por haberse encontrado en esa selva veracruzana, es de esperarse que esté distribuida en todo el sureste de México, en áreas húmedas, selváticas, todo de acuerdo con un comunicado de la UNAM.

En términos de la biogeografía, dijo, también se abre un panorama importante. La reserva de Los Tuxtlas contiene elementos endémicos relacionados con Sudamérica: "¿cómo llegaron esas arañitas hasta acá, si sabemos que viven debajo de piedras, que son tímidas? Hablamos de patrones de distribución muy antiguos y que son muy relevantes".

Oscar Federico Francke, formador de la próxima generación de aracnólogos para México, estimó que se conoce alrededor del 25 al 30 por ciento de la diversidad de arañas en el país.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

vos estas equivocada

vicioso dijo...

¿Podrías ser más específico respecto a en qué está equivocada? Gracias

Publicar un comentario