RanaMundo

RanaMundo

viernes, 31 de octubre de 2014

La utilidad de la hormona del crecimiento



La utilidad de la hormona del crecimiento


La hormona del crecimiento también llamada Hormona somatotrópica es una hormona peptídica. La Hormona del crecimiento estimula el crecimiento, reproducción celular, y la regeneración en humanos y otros animales. La hormona de crecimiento es un polipéptido de 191 aminoácidos de una sola cadena sintetizada, almacenada, y secretada por las células somatótropas dentro de las alas laterales de la adenohipófisis.
La deficiencia en la hormona del crecimiento (DHC) es un trastorno poco común en que el cuerpo no produce suficiente hormona del crecimiento. La glándula pituitaria, un órgano pequeño en la base del cráneo, produce esta hormona. También ayuda a controlar el nivel de glucosa (azúcar) y lípidos (grasa) del cuerpo.
La terapia de la hormona de crecimiento está indicada para pacientes que no producen niveles adecuados de hormona de crecimiento. La hormona de crecimiento biosintética es idéntica a la que se produce de forma natural por el cuerpo humano.

Los efectos de la terapia de la hormona del crecimiento 

Con poca frecuencia pero hay efectos secundarios leves o moderados:

-dolor de cabeza
-dolor muscular o de articulaciones
-hipotiroidismo leve
-hinchazón de las manos y pies
-curvatura de la espina dorsal (escoliosis)
-desarrollo de tejido mamario en los varones

Hasta mediados de la década de los 80, la única vía de obtener la hormona de crecimiento era extrayéndola de las glándulas hipofisis humanas procedentes de los cadáveres.

La diabetes podría llegar a tratarse con hormona del crecimiento


Una investigación del Centro Nacional de Biotecnología ha demostrado que la hormona de crecimiento favorece la proliferación de los islotes pancreáticos, protege su integridad y tiene efectos sobre el sistema inmunológico, lo que quiere decir es en retrasar el desarrollo de la diabetes de tipo 1, una enfermedad incurable que puede derivar en problemas oculares, úlceras e infecciones en las extremidades, presión arterial y colesterol altos, o problemas renales.

El grupo de investigación dirigido por Mario Mellado ha identificado una manera que evita que el sistema inmune ataque a las células del páncreas. La hormona del crecimiento, usada por los médicos desde los años 50 del siglo pasado para tratar de su deficiencia a niños y adolescentes, , favorece la presencia de macrófagos antiinflamatorios y, entre otras cosas, mantiene la actividad de la población de linfocitos T encargada de reducir la respuesta inmune (células T reguladoras). Como acaban de publicar en la revista PNAS, el estudio remarca la importancia del control endocrino del las funciones asociadas al sistema inmunológico y sugiere que terapias basadas en análogos de la hormona de crecimiento podrían ser útiles en le tratamiento de la diabetes auto inmune.



Fuentes:http://es.wikipedia.org/wiki/Hormona_del_crecimiento, http://tecnocienciaysalud.com/hormona-de-crecimiento, http://www.abc.es/salud/noticias/20140202/abci-diabetes-hormona-201401311629.html, http://www.cnb.csic.es/index.php/es/informacion-cientifica/noticias/710-diabetes-hormona-crecimiento.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario