RanaMundo

RanaMundo

martes, 17 de febrero de 2015

NUEVA VÍA PARA COMBATIR LA INFERTILIDAD LIGADA A LA OBESIDAD.

Mujer embarazada.
La obesidad disminuye en las mujeres la posibilidad de quedarse embarazadas. Un grupo de investigadores de la Universidad de Adelaida ha logrado, con un fármaco experimental para tratar la diabetes, mejorar la calidad de los óvulos en ratones obesos y están seguros de que un tratamiento similar podría aplicarse en mujeres que sufren obesidad.

Fecundación de un óvulo.
La obesidad, entre otras muchas enfermedades que se le asocian, provoca en las mujeres una dificultad a la hora de tener hijos. Con un mayor índice de masa corporal nos encontramos con una menor tasa de ovulación, de implantación del embrión, de embarazos o de llevar la gestación a término con un niño sano. Todo esto se debe principalmente a que el sobrepeso provoca unas alteraciones en los óvulos que dificultan, e incluso impiden, la fecundación.

Sin embargo, este problema tiene remedio. El grupo de investigadores ya citado, ha logrado revertir estas disfunciones en ratones utilizando una medicación que se está probando en ensayos clínicos para combatir la diabetes y que ha incrementado la capacidad reproductiva de los ratones.

Observando esto, los investigadores están convencidos de que un tratamiento similar, de reducción del daño que sufren los óvulos, podría ser usado en un futuro en madres obesas.

El trabajo muestra que las alteraciones derivadas de la nutrición materna se reflejan en los óvulos y que son modificables incluso en los días previos a la fertilización

El problema está en las mitocondrias, debido a la obesidad, las mitocondrias tienen el metabolismo alterado por los problemas que le causa el retículo endoplasmático. Estos desequilibrios repercuten de manera negativa en los óvulos, disminuyendo su funcionalidad.

Para combatir esto, los investigadores han recurrido a inhibidores de estrés del retículo endoplasmático, unos compuestos que actúan corrigiendo estas reacciones en cadena. Al normalizar el comportamiento de estos otros orgánulos, devuelven el equilibrio a la función de las mitocondrias y las blindan de los efectos de la obesidad en los óvulos de ratones obesos.
Las sustancias utilizadas son el salubrinal y el BGP-15, compuesto de administración oral cuya utilidad contra la diabetes se está analizando actualmente. El uso de estos compuestos ha resultado un éxito a la hora de prevenir el estrés celular. Ha restituido la calidad del óvulo, el desarrollo del embrión y los niveles de ADN mitocondrial a los niveles de una madre sana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario