RanaMundo

RanaMundo

viernes, 24 de abril de 2015

UNA POBLACIÓN DE LA SELVA AMAZÓNICA CON UNA DOBLE DIVERSIDAD BACTERIANA


En el año 2008, un helicóptero venezolano descubrió en la selva amazónica un poblado que no habían conocido hasta entonces. Más tarde enviaron a médicos y científicos y descubrieron que se trataba de unos 50 indios yanomami, los cuales no habían tenido contacto con el mundo exterior. La misión fundamental de los científicos era estudiar su sistema bacteriano y compararlo con el de los occidentales. Para ello, un año después, reunieron a los pobladores y les explicaron lo que tenían pensado hacer. Consiguieron el consentimiento de unos 30 yanomami que formaban la comunidad, de los cuales tomaron muestras de piel de su antebrazo, la boca y la materia fecal. Las muestras se conservaron en nitrógeno líquido y viajaron hasta EE.UU. Una vez allí, científicos estadounidenses y venezolanos estudiaron el perfil genético de las bacterias de las muestras originales, y además, las cultivaron para estudiar su resistencia a los antibióticos.
Los investigadores han descubierto que los yanomami tienen una diversidad bacteriana que casi duplica la de los estadounidenses. También compararon las muestras con las de los gahibo (amerindios amazónicos) y con indígenas de Malaui, siendo los yanomami los que poseen mayor diversidad bacteriana, a continuación los guahibo, después los malauíes y por último los occidentales. 
Nuestras bacterias juegan un papel elemental tanto en la fisiología humana, como en la respuesta inmune, el metabolismo y e incluso la conducta. Tenemos muchas prácticas antimicrobianas, tales como el nacimiento por cesárea, el uso de antibióticos, el jabón, los limpiadores, etc. Pero hoy en día aun podemos encontrar en el mundo poblaciones que viven de la caza y de la recolecta. 
Muchas enfermedades no transmisibles como la inflamación intestinal, la esclerosis múltiple o el cáncer de colon están mediadas por bacterias. La degradación del microbioma puede tener mucho que ver con estas enfermedades y pueblos como este yanomami pueden aportar una gran ayuda a la ciencia.
Aparte de la gran diversidad microbiana de los yanomami los investigadores han descubierto que sus bacterias portan genes que las harían resistentes a los antibióticos. Esto se debe a que cuentan con genes que intervienen en el desarrollo de resistencia a la acción de antibióticos. Para explicar este hecho, la principal hipótesis propuesta es que esta resistencia viene de la estrecha relación de los indios con el medio que les rodea. Los microbios habrían aprendido a combatir gracias a la flora bacteriana del suelo de la selva que, por transferencia horizontal, les habrían prestado estos genes anti antibióticos.
FUENTE: http://elpais.com/elpais/2015/04/17/ciencia/1429277446_083699.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario