RanaMundo

RanaMundo

martes, 5 de mayo de 2015

HONGO MICORRÍCICOS, ¿FUTURO BIOFERTILIZANTE?

Cultivo de arroz seco.

Las ya conocidas relaciones de simbiosis entre ciertos hongos y las raíces de las plantas han dado lugar a la expresión genética que conlleva a un mayor crecimiento de las raíces, además se piensa que estos hongos podrían ser utilizados como biofertilizantes sustituyendo los fertilizantes utilizados actualmente.

En una nueva investigación llevada a cabo por el Departamento de Ciencias Vegetales de la Universidad de Cambridge se ha observado la relación de simbiosis entre un hongo común y las raíces de la planta del arroz (en este caso) en donde han podido comprobar como las interacciones de este hongo con las raíces de las plantas desencadenaba el crecimiento de estas otorgándoles una capacidad de mayor absorción de nutrientes y además un mayor rendimiento.

Además de esto, el hongo micorriza se enreda en sí mismo en el interior de las células presentes en las raíces de las plantas, floreciendo dentro de cada célula. Por otra parte el hongo desarrolla hifas que se extienden por los alrededores de la planta y les proporciona a las células vegetales nutrientes de forma directa, entre ellos el fosfato. Un dato relevante es que, las plantas que establecen una relación de simbiosis con estos hongos obtienen entre un 70 y un 90% del fosfato de forma directa a través de las hifas, esto supone que los agricultores no tienen la necesidad de saturar sus campos de cultivos con fertilizantes ricos en fosfatos.

Estos fertilizantes resultan contaminantes, provocan el crecimiento de algas que ahogan los suministros de agua y además de esto, muchos expertos afirman que las minas de fosfato estarán agotadas de aquí a pocos años, es por esto que la utilización de los hongos micorrícicos como biofertilizantes abre muchas puertas en este sentido.

Asimismo, los cultivos esta relación simbiótica se desarrolla mejor en ambientes secos por lo que los hongos micorrícicos podrían aportar un gran beneficio para los cultivos de arroz secos en las más pobres de Asia y África subsahariana.

Finalmente, el mayor inconveniente presente para la creación de biofertilizantes se encuentra en que las plantas controlan su propio estado nutricional por lo que si tienen suficiente fosfato no permite que el hongo entre en la raíz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario