RanaMundo

RanaMundo

viernes, 15 de mayo de 2015

QUIMERAS PARA INCUBAR ÓRGANOS HUMANOS

Un nuevo tipo de células madre crear tejidos humanos en embriones animales.
El estudio, liderado por el investigador español Juan Carlos Izpisúa, descubre que estas células son fáciles de clonar, cultivar y modificar genéticamente.
Un nuevo tipo de células madre descubiertas en embriones de ratones y humanos, fáciles de clonar, cultivar y modificar genéticamente, imprime hoy un salto cualitativo a la biología del desarrollo y a la incipiente medicina regenerativa.
Entre sus múltiples talentos está el de permitir el crecimiento de tejidos humanos en un embrión de ratón. Son quimeras posibles, y avistan un nuevo continente biomédico.

El líder del estudio, el español Juan Carlos Izpisúa aclara que las células humanas se han implantado in vitro en un embrión de ratón no intacto y no viable, y además se ha parado el experimento en un día, una vez que comprobamos que podía dar lugar a las tres capas embionarias de donde derivan todos los tipos celulares de un organismo.

El trabajo es el tercero que sale de la factoría Izpisúa en las últimas tres semanas: el primero se publicó en Cell (un método para corregir las enfermedades transmitidas por la madre); el segundo en Science (una clave esencial del envejecimiento humano); y el de ahora en el artículo principal de Nature, con lo que el laboratorio del investigador español en el Instituto Salk de California se apunta las tres medallas olímpicas de la ciencia a la vez.

Pero caben pocas dudas de que esta línea de investigación está llamada a chocar con obstáculos éticos y legales a no mucho tardar.

Los verdaderos conflictos están aún por llegar. Un ratón con estructuras humanas que incluyen las tres capas germinales es una cosa, y producir en cerdos órganos y tejidos humanos para trasplantes es otra. Pero ese es el objetivo final de Izpisúa y sus colegas, y los experimentos preliminares de laboratorio ya están en marcha.

Las dificultades técnicas, en este caso, palidecen frente a los escollos éticos y legales, y esta vez no podrán arreglarse añadiendo una frase a la investigación.





No hay comentarios:

Publicar un comentario