RanaMundo

RanaMundo

domingo, 27 de septiembre de 2015

CADA ÓRGANO ENVEJECE A SU MANERA.

Cada órgano de nuestro organismo envejece de forma diferente.
Cell System ofrece la primera visión global de cómo las proteínas celulares envejecen en los diferentes órganos, revelando grandes diferencias entre el hígado y el cerebro de ratas jóvenes y viejas. Los hallazgos sugieren cómo la edad de un órgano puede depender de sus propiedades celulares únicas y de su función fisiológica en el cuerpo.
El envejecimiento suele considerarse como la disminución gradual de todo el cuerpo, el envejecimiento causa un deterioro progresivo de la función de los órganos, así como de las funciones de las células y de las proteínas. Pero ahora ya se sabe, gracias a la combinación técnicas genómicas y proteómicas que ofrecen una visión completa y cuantitativa de las diferencias de las proteínas en el hígado y en el cerebro de ratas jóvenes y viejas.
-Proteínas
Los expertos han identificado 468 discrepancias en la cantidad de proteínas entre los animales jóvenes y viejos, causadas principalmente por los cambios en la síntesis de proteínas. Además, otro conjunto de 130 proteínas mostraron cambios relacionados con la edad en su ubicación dentro de las células, su estado de fosforilación o forma de empalme, cambios esperados que afectan al nivel de actividad o la función de las proteínas.
Sorprendentemente, la mayoría de estas diferencias en las proteínas relacionadas con la edad eran específicas de un órgano. Es decir, aclaran,los patrones de envejecimiento de las proteínas parecen relacionarse con propiedades celulares específicas del órgano o la función. Dado que las células en el hígado se sustituyen con frecuencia durante la edad adulta, este órgano tiene una amplia oportunidad de reponer sus proteínas, mientas que la mayoría de las neuronas en el cerebro adulto son células que no se dividen que deben sobrevivir para toda la vida de un organismo, por lo que las proteínas de larga vida en el cerebro son más vulnerables a la acumulación de daño y pérdida de la función con el tiempo.

Como resultado, gran parte mayor de las proteínas del cerebro se ven afectadas por el envejecimiento, pero no ocurre así en el hígado. En el cerebro, explican, el envejecimiento altera proteínas que participan en la plasticidad neuronal y la formación de la memoria, mientras que varias redes metabólicas se vieron afectadas en el hígado.
-Deterioro del proteoma celular
El estudio demuestra que los órganos tienen diferentes mecanismos de envejecimiento y que el envejecimiento está impulsado en gran medida por los cambios en la producción de proteínas y el volumen. En base a los resultados,podrían definir el envejecimiento como el deterioro del proteoma celular específico de los órganos.
En el futuro los investigadores quieren analizar otros órganos, como el corazón, para examinar más a fondo los efectos generales y específicos del envejecimiento en los órganos y estudiar cómo y por qué se producen estos cambios. Además, también investigarán cómo el envejecimiento difiere entre los individuos para determinar el papel de la variabilidad genética, una información que puede arrojar nueva luz sobre los mecanismos moleculares que subyacen a las enfermedades relacionadas con la edad.
FUENTE : ABC

No hay comentarios:

Publicar un comentario