RanaMundo

RanaMundo

miércoles, 25 de noviembre de 2015

NUEVO MÉTODO PARA DETECTAR EL ADN DE LEISHMANIA

Los métodos de diagnóstico basados en ADN son complejos, lentos y precisan equipos sofisticados. Varios investigadores del Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología (ICN2) han inscrito nanopartículas de oro y microesferas magnéticas al método estándar, para identificar y cuantificar mejor el ADN del parásito que causa la leishmaniasis canina y humana.


En un artículo publicado en la revista Small, el equipo de investigadores, presenta un nuevo método cualitativo y cuantitativo para la detección de secuencias de ADN del parásito Leishmania infantum, el cual es de interés veterinario. No obstante, también afecta a humanos.

La novedad que proporciona esta técnica es la incorporación de nanopartículas de oro y microesferas magnéticas al método común, conocido como amplificación isotérmica, que ya superaba algunas de las complicaciones de la clásica reacción en cadena de la polimerasa (PCR), el método clásico para identificar una secuencia concreta de ADN en una muestra.

La PCR utiliza enzimas celulares y dos cebadores, unas secuencias cortas de ADN que servirán de punto de inicio para la síntesis del ADN copiado. Si la detección es positiva, esta técnica produce millones de copias de la secuencia problema facilitando su detección. Esta amplificación del ADN implica cambios de temperatura muy precisos (termociclación) así como un caro y refinado equipo, unas limitaciones que ya han sido superadas por una estrategia alternativa llamada amplificación isotérmica, que como su nombre indica se desarrolla a temperatura constante.

El nuevo diseño de la amplificación isotérmica utiliza cebadores marcados con las nanopartículas de oro y microesferas magnéticas. La secuencia amplificada al final del proceso contiene ambos marcadores, permitiendo una rápida purificación y cuantificación.

Las propiedades magnéticas del primer cebador facilitan la purificación y preconcentración del ADN, amplificado gracias a métodos magnéticos de separación. Por otra parte, los cebadores marcados con nanopartículas de oro se pueden cuantificar de forma sencilla con métodos de detección electrocatalítica. Por lo tanto, el uso de los cebadores marcados convierte la amplificación isotérmica en un método de diagnóstico cualitativo y cuantitativo más rápido y fácil de aplicar.

El método resultó sensible y fácilmente reproducible.

Además, el ADN amplificado de perros sin Leishmania se pudo discriminar perfectamente, demostrando la especificidad tanto del proceso de amplificación como de la detección electroquímica. De hecho, el rendimiento del nuevo método es mejor que el obtenido por otros tests para la detección de Leishmania, ofreciendo además una cuantificación del número de parásitos.

Esta nueva estrategia se podría aplicar en cualquier diagnóstico basado en técnicas de amplificación isotérmica de ADN. De hecho, la tecnología ya está en proceso para ser patentada.

Fuente: Sinc

No hay comentarios:

Publicar un comentario