RanaMundo

RanaMundo

miércoles, 9 de diciembre de 2015

CREAN LAS LÁMINAS MÁS DELGADAS ASIBLES CON LAS MANOS

Tan solo 100 nanómetros de grosor como mucho miden unas láminas a las que se puede coger y manipular con las manos sin que se rompan.

Muchos científicos e ingenieros trabajan en la búsqueda de nuevos materiales que sean tan delgados, ligeros y fuertes como sea posible. Estas propiedades pueden alcanzarse diseñándolos a nivel atómico, pero los métodos de fabricación son solo útiles si pueden dejar las condiciones cuidadosamente controladas de un laboratorio.

Un paso decisivo hacia esa situación es el que ha dado ahora el equipo de Igor Bargatin, de la Universidad de Pensilvania en Estados Unidos, que ha creado las láminas más delgadas que pueden ser cogidas y manipuladas con las manos.

A pesar de ser miles de veces más delgadas que una hoja de papel, y cientos de veces más delgadas que el papel de aluminio de envolver alimentos, sus láminas onduladas de óxido de aluminio regresan a su forma original después de haber sido dobladas o incluso retorcidas.

Esta capacidad para mantener la forma original sin ayuda adicional permitiría que este material y otros diseñados bajo el mismo principio fuesen empleados en aeronaves y otras estructuras donde el bajo peso es algo especialmente valorado.

Los materiales trabajados en la nanoescala son a menudo mucho más fuertes de lo que esperaríamos, pero pueden ser difíciles de usar en la macroescala. Bargatin y sus colaboradores han creado básicamente una lámina autónoma cuyo grosor es lo bastante grande como para ser manipulada con las manos, pero lo bastante pequeño como para beneficiarse de las ventajas de la escala nanométrica. Esto no se había hecho antes.

Las láminas del equipo de Bargatin tienen entre 25 y 100 nanómetros de espesor, y están hechas de óxido de aluminio, el cual es depositado en capas atómicas sucesivas regulando con precisión su grosor y su forma distintiva de panel de abeja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario