RanaMundo

RanaMundo

viernes, 26 de febrero de 2016

ARQUEAS SIN LUZ NI OXÍGENO BAJO TIERRA

Se han descubierto estas peculiares arqueas, capaces de vivir varios kilómetros bajo tierra sin la necesidad de luz ni oxígeno, y sólo las podemos ver con la ayuda de un microscopio.

Analizando el genoma de Hades archea, una arquea, los investigadores han logrado averiguar cómo lo hacen.



Éstos singulares organismos han sido descubiertos por primera vez en una mina de oro Sudamericana a 3,2 km de profundidad.

 Los organismos que sobreviven a estas profundidades siguen siendo una de las últimas grandes áreas de exploración bilógicas. Estos organismos no han sido cultivados en laboratorios por tanto desconocemos su estilo de vida.

Un equipo liderado por microbiologos de la Universidad de Texas y de la Universidad de Uppsala en Suecia descubrieron estas arqueas en entornos acuáticos y terrestres enormemente diferentes, bajo el fango y bajo unas fuentes termales, ambos en Estados Unidos.

El nombre de estos microorganismos, Hades archea, le hace homenaje al dios Hades (dios griego del submundo).

Por otra parte, se refiere a que son arqueas, que como las bacterias, son seres unicelulares procariotas y de tamaño microscópico , aun que difieren mucho de ellas.

Las arqueas, a pesar de haber sido descubiertas hace 40 años, han sido muy poco estudiadas.

Los investigadores secuenciaron los genomas de varias Hades archea, y consiguieron determinar cómo deberian ser clasificados y qué fisiologías utilizan para sobrevivir bajo esas condiciones tan extremas.

Los científicos han llegado a la conclusión de que pueden sobrevivir ahí usando monóxido de carbono para obtener energía. Es llamativo el hecho de que las vías químicas que las células de Hades archea utilizan para metabolizar monóxido de carbono son distintas a cualquier otra vista antes.

En la fotografía puede observarse una fuente termal del Parque Nacional de Yellowstone, donde habitan algunos de estos microorganismos.

Fuente: NCYT

No hay comentarios:

Publicar un comentario