RanaMundo

RanaMundo

jueves, 25 de febrero de 2016

EL CO2 FRENA EL CRECIMIENTO DE LOS CORALES

Los océanos, junto con los organismos fotosintéticos, son los mecanismos que tiene la naturaleza para disminuir los niveles de CO2 que produce la actividad industrial, pero se están saturando. En los últimos 2 siglos los océanos han absorbido la mitad del dióxido de carbono producido por los humanos, pero esto trae consecuencias, como es el aumento de la acidez del agua, que afecta drásticamente a los organismos marinos, en especial a los corales ya que son especialmente vulnerables a la acidificación porque su crecimiento está basado en la incorporación de carbonato cálcico, algo que la corrosión producida por las aguas más ácidas pone en dificultades

Estudios científicos demuestran que en estos 200 años el número de corales se ha reducido significativamente, llegando a ser considerados animales en alto peligro de extinción.

Hasta el momento se sabía que ese descenso estaba debido a la contaminación y subida de temperatura de las aguas, además de al aumento del PH, pero no se conocía que parte era la producida por la acidez

Recientemente una investigación publicada en la revista 'Nature' ha manipulado el pH del agua en un arrecife de coral australiano en One Tree Island, en la parte sur de la Gran Barrera de Coral, para demostrar que la tasa de calcificación en la era pre industrial era mucho mayor que la actual. Estos estudios revelaron que las tasas en los arrecifes coralinos eran un 40% más bajas en 2008 y 2009 de lo que lo eran en 1975 y 1976.

Los expertos aseguran que la única forma de salvar los corales es mediante la reducción de la emisión de gases de una forma inmediata, en el caso contrario, estos animales se extinguirán antes de que llegue el próximo siglo y perderemos una de las mayores maravillas naturales, como son sus barreras además del duro efecto que sufrirían sus ecosistemas.

Webgrafia: elmundo.es abc

No hay comentarios:

Publicar un comentario