RanaMundo

RanaMundo

viernes, 1 de abril de 2016

BIOMARCADOR QUE DETERMINA EL PRONÓSTICO TRAS OPERACIÓN DE CÁNCER DE PULMÓN

Investigadores Universidad de Navarra
Científicos del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) y de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra han descubierto que el biomarcador TMPRSS4 se encuentra en relación con la recaída tras una cirugía de cáncer de pulmón y que, además, limita el tiempo de supervivencia.

El cáncer de pulmón es un conjunto de enfermedades resultantes del crecimiento maligno de células del tracto respiratorio, en particular del tejido pulmonar, y uno de los tipos de cáncer más frecuentes a nivel mundial. Sólo en Europa mueren alrededor de 300.000 personas cada año por esta causa, este alto número de fallecidos se debe, entre otros motivos, a la dificultad del diagnóstico en fases tempranas ya que, inicialmente, no se presentan síntomas, por lo que en la mayoría de los casos se detecta cuando ya se presenta metástasis.

Según explica María Villalba (primera autora del trabajo), cuando el cáncer de pulmón se detecta a tiempo, antes de sufrir metástasis, el tratamiento estándar es la cirugía pero alrededor del 40% de las personas intervenidas sufre una recaída, de la cual se desconocen sus motivos, que empeora el pronóstico de la enfermedad.

En la investigación se ha identificado una molécula, el ya citado biomarcador TMPRSS4, que pronostica el cáncer de pulmón. Con la utilización de complejos sistemas tecnológicos (microarrays) y de aplicaciones bioinformáticas, los científicos han comprobado que la presencia del biomarcador se ve involucrada con un mayor riesgo de recaída y, además, limita el tiempo de supervivencia tras la intervención quirúrgica, lo que ha sido probado en más de 400 pacientes.

Aún no puede utilizarse en la práctica ya que requiere un proceso de validación previo. Su uso en clínica supondría sería de gran ayuda pues al conocer las posibilidades de recaída se podría determinar cuando se precisa un seguimiento más detallado a un paciente o si se necesita aplicar quimioterapia tras la cirugía.

En experimentos previos se concluyó que la inactivación en animales del biomarcador detiene el proceso de metástasis, por esto, por el momento los investigadores se centran en la búsqueda de fármacos que frenen la actuación de esta molécula, reduciendo la probabilidad de recaída en los pacientes.

Fuente: SINC

No hay comentarios:

Publicar un comentario