RanaMundo

RanaMundo

lunes, 9 de mayo de 2016

INVENTORES ESPAÑOLES QUE CAMBIARON EL MUNDO, OLVIDADOS POR LA HISTORIA.

En 1885, el neurólogo neoyorquino James Leonard Corning administró una dosis de 1,3 milímetros con un pequeño porcentaje de cocaína, el único anestésico local de fácil acceso entonces, bajo las vertebras dorsales de un perro. Fue la primera vez que se insensibilizó la zona espinal en un animal. Casi cuarenta años después, un español, el cirujano y militar Fidel Pagés Miravé (1886-1923), conceptualizó y desarrolló la anestesia epidural, un medicamento que bloquea las terminaciones nerviosas de la médula espinal.

La epidural consiguió adormecer de forma segura la zona inferior del cuerpo, lo que permitió disminuir el dolor durante las cirugías y las contracciones de los partos. Un siglo después, el fármaco sigue siendo esencial en los hospitales.

Los beneficios de la solución de Pagés son de sobra conocidos en todo el mundo. No así su descubridor, quien, como tantos otros, fue olvidado por el mundo científico. Los pormenores de su gran descubrimiento fueron publicados en 1921 en «Revista Española de Cirugía», publicación que él mismo fundó y que sirvió de base para posteriores investigaciones médicas. Sin embargo, sus artículos no fueron traducidos, por lo que apenas consiguieron salir de España.

En 1931, otro cirujano, el italiano Achille Mario Dogliotti, redescubrió la epidural por sus propios medios. La desinformación de la época provocó que este último obtuviera todos los réditos del medicamento, a pesar de que ya había sido descubierto una década antes por el militar aragonés. El propio Dogliotti admitió años después la autoría de Pagés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario