RanaMundo

RanaMundo

jueves, 19 de enero de 2017

LOS RATONES VOLVERÁN A VOLAR

Iberia levanta el veto al transporte de animales de laboratorio que paralizó decenas de investigaciones. Los ratones podrán volar al fin. Después de muchos meses de embargo, las docenas de grupos de investigación que tenían sus planes paralizados podrán volver al trabajo. Se trata de científicos que estudian enfermedades como la diabetes o la epilepsia en Canarias y que, durante todo este tiempo, tenían sus trabajos parados o en riesgo de poder continuar.

Incluso se llegó al punto de que se tuvieran que devolver las ayudas y suspender una línea de investigación. Ahora, Iberia da marcha atrás y permitirá que los animales de laboratorio viajen en sus vuelos de carga.

Desde hace casi un año, las compañías aéreas Iberia y Air Europa habían decidido casi a la vez vetar por completo el traslado en sus aviones de animales dedicados a la experimentación científica. Esta decisión afectaba esencialmente a las investigaciones del archipiélago canario, que por su situación geográfica dependía de los vuelos para sus trabajos. "Estamos muy desesperados. Así es imposible que llevemos a cabo nuestros proyectos", decían hace tres meses los investigadores. Aunque la legislación es muy restrictiva y cada vez hay más alternativas, hay investigaciones que siguen dependiendo de modelos animales para avanzar hacia su cura.

La responsable de la gestión de los animales para la investigación de la Universidad de La Laguna, María Rosa Arnau, confirma que tras consultar por enésima vez, el viernes le anunciaron desde IAG Cargo (la división para transporte de mercancías de Iberia) que el veto había desaparecido, como adelantó Diario de Avisos. "Nos dijeron que el embargo se ha levantado únicamente para las dos provincias Canarias debido a presiones ministeriales", explica Arnau. Una portavoz de Iberia confirma a Materia que el veto a transportar animales de laboratorio sigue vigente salvo para el archipiélago, aunque no ha querido detallar los motivos del cambio de política. Iberia argumentaba que la prohibición de transportarlos se debía al riesgo que supone que los roedores puedan escapar y mordisquear el cableado del avión. Air Europa no ha informado todavía de posibles cambios en su política.

"Hasta que no vea los ratones aquí no me lo voy a creer", asegura Arnau, que ya ha hecho un primer pedido que corría prisa: 96 ratonas para investigar en leishmaniosis en el Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias. En principio, estas ratonas podrían llegar a la isla de Tenerife la semana que viene. A finales de noviembre, un grupo de ratones que se había quedado tirado en Madrid por culpa del embargo pudo llegar a Tenerife gracias a un avión estafeta del Ejército del Aire. Arnau ha aprovechado esta oportunidad para preparar otro pedido que le permita renovar el animalario.

Desde hace más de una década las compañías aéreas están sucumbiendo a presiones de grupos en contra de la experimentación con animales, según la Asociación Europea de Investigación Animal (EARA). Air France es hoy la única compañía comercial que continua prestando este servicio en Europa, y ahora se sumaría el pequeño puente aéreo habilitado por Iberia con Canarias. Las aerolíneas no confirman que se deba a estas presiones de colectivos animalistas. La presión de los científicos canarios había obligado a las autoridades políticas a moverse para resolver la situación.

FUENTE: EL PAÍS

No hay comentarios:

Publicar un comentario