RanaMundo

RanaMundo

viernes, 27 de enero de 2017

RARO MAMÍFERO VENENOSO QUE SOBREVIVIÓ A LOS DINOSAURIOS

Surgió hace más de 60 millones de años. Es primo de las musarañas y está en peligro de extinción. Puede ser encontrado únicamente en Cuba, Haití y República Dominicana. Su rareza viene de que es venenoso, solo puede correr en zigzag y en la hembra, las glándulas mamarias están cerca de la cola.

Este mamífero pequeño y con esa característica trompa es el último representante de la familia de los Solenodontidae, y es un auténtico fósil viviente. Se llama Solenodón y su evolución se detuvo hace unos 60 millones de años, aproximadamente cuando los dinosaurios se extinguieron en el Cretácico.

Quedan dos especies conocidas en el mundo como almiquí, en Cuba (Solenodon cubansus) y en la isla La Española (Solenodon paradoxus).

Es un mamífero solitario, nocturno y muy huidizo. Y en más de una ocasión se llegó a pensar que se había extinguido, demostrándose lo contrario con las investigaciones del biólogo dominicano José Alberto Ottenwalder que confirmaron que hay varios ejemplares de este pequeño mamífero en poblaciones pequeñas y muy dispersas.

Sin embargo, este pequeño está en peligro de extinción en la lista roja de UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza). Esto se debe a la deforestación y el deterioro de su hábitat.
Hasta que el hombre pobló estas islas caribeñas, el solenodón no tenía predadores que pusieran en riesgo su vida.
El solenodón es tan especial por las rarezas que presenta: 

-Tiene una pésima visión y un excelente olfato que se extiende como un radar, con su larga trompa que tiene una gran flexibilidad, y puede rotar como si fuera un codo humano. Le sirve para escarbar en la tierra y encontrar los insectos de los que se alimenta.

-Es un mamífero venenoso: a cada lado de su mandíbula inferior, en el segundo incisivo, tiene una ranura del que inyecta veneno a su víctima. Es más, la palabra solenodón significa, en griego, “diente surcado o acanalado”.
Este veneno afecta al propio animal. Por eso, a parte de para defenderse de depredadores, al pelear por una hembra, uno de los dos machos está destinado a la muerte. Y este destino está marcado desde su nacimiento.

-Las hembras paren tres crías y solo tienen dos glándulas mamarias, situadas en la base de la cola del animal (otra rareza), por lo qué al poco de nacer, una de las crías morirá de hambre.

-Es huidizo y a la vez torpe. No puede saltar y para huir corre en zigzag. 

-Huele a cabra. Las glándulas que tiene en las ingles y en las axilas emiten este desagradable olor, para ahuyentar depredadores. También produce sonidos muy raros: cuando siente miedo, emite gruñidos similares a los de un cerdo, y también se ha detectado que grazna sonidos que parecen de pájaros, probablemente para llamar a otros miembros de su extraña especie.

Fuente: La Vanguardia

No hay comentarios:

Publicar un comentario