RanaMundo

RanaMundo

viernes, 10 de marzo de 2017

ENZIMAS DIGESTIVAS, ESENCIALES PARA UNA CORRECTA DIGESTIÓN

En el amplio mundo de las proteínas, existen unas
sustancias originadas a raíz de ellas que destacan especialmente por la importancia de sus funciones en nuestro organismo; hablamos de las enzimas digestivas.En ocasiones, aunque la dieta de la persona sea equilibrada, si en su organismo existe alguna alteración y se tienen problemas de indigestión, gases, toxicidad, obstrucción u otras enfermedades relacionadas con estos problemas, puede que no se estén aprovechando de forma eficaz los nutrientes, posiblemente consecuencia de un entorpecimiento en las funciones de estas sustancias fundamentales para nuestra salud.

Las enzimas se encargan de catalizar y regular todas las reacciones químicas de nuestro cuerpo, como son, por ejemplo, las que tienen lugar durante la digestión. Además, estos biocatalizadores también intervienen en la actividad de las hormonas y en la desintoxicación del organismo.

Cada enzima tiene una propiedad específica y actúa bajo unas condiciones concretas, de ahí la importancia de conocerlas y complementar nuestras carencias.

Existen más de 20 tipos de enzimas digestivas que hacen posible la digestión y asimilación de los alimentos y nutrientes en el sistema digestivo. La mayor parte se forman en el interior de las células que se encuentran en la boca, el estómago, el páncreas y el intestino delgado. A grandes rasgos, podemos diferenciar tres grupos principales: proteolíticas, lipasas y amilasas.

Las enzimas proteolíticas se encargan de descomponer las proteínas ingeridas para convertirlas en cadenas más simples, lo que conocemos como aminoácidos. Las lipasas recogen los lípidos de los alimentos para cumplir las funciones vitales como la creación de reservas energéticas en forma de triglicéridos, garantizar las funciones estructurales fosfolípidas en las bicapas y actuar como reguladora hormonal en la creación de esteroides.

Por último, pero no menos importante, las amilasas son enzimas esenciales para una buena digestión, especialmente para garantizar una correcta asimilación de los hidratos de carbono, o glúcidos, que se transforman en energía para nuestro cuerpo. Consecuencias de producir una cantidad insuficiente de enzimas

Si nuestro organismo no produce una cantidad adecuada de enzimas digestivas, tienen lugar una serie de consecuencias específicas. La más común es que la digestión de los nutrientes no es completa, produciéndose una carencia nutricional independientemente de que se lleve una dieta completa y variada.

Debido a que por esta carencia de enzimas los alimentos tan sólo se digieren parcialmente, las bacterias que habitan en nuestro intestino fermentan los alimentos y se producen reacciones de putrefacción en los mismos que se asocian a los gases, hinchazón, pesadez y una acumulación de sustancias tóxicas que acarrean un trabajo extra a los sistemas de eliminación de desechos del organismo.

La carencia de estas enzimas también puede estar relacionada con la obesidad (personas que siempre tienen hambre o que sienten dolor de estómago tras comer), problemas en la piel, dolores musculares, articulares y fatiga, incluso con alergias e intolerancias.

Estas carencias son más comunes en personas mayores, en quienes padecen enfermedades crónicas y en las personas que sufren afecciones digestivas; tales como hernia de hiato, enfermedad inflamatoria, colon irritable o gastritis.
Ayuda extra para un funcionamiento gastrointestinal perfecto

Aunque algunos alimentos como las hortalizas, los germinados o el miso, son fuentes de enzimas digestivas, cuando se sufre una carencia significativa de enzimas es preciso recurrir a productos especiales para fomentar un correcto funcionamiento gastrointestinal. En Masmúsculo, tienda especializada en Granada, puede encontrarse una gran variedad de productos y suplementos para mejorar y potenciar la absorción de macro y micronutrientes, así como conseguir un funcionamiento óptimo del aparato digestivo.

Si se sufre alguno de los síntomas descritos o se sospecha que puede sufrirse una carencia de enzimas, es necesario acudir a profesionales de la salud y la nutrición para que así lo confirmen y se proceda al tratamiento adecuado. 

FUENTE: SALUD ideal  

No hay comentarios:

Publicar un comentario