RanaMundo

RanaMundo

jueves, 30 de marzo de 2017

CAIMÁN PREHISTÓRICO DE HACE 16 MILLONES DE AÑOS

Los fósiles encontrados en la cuenca del Vallès-Penedès en la década de los 90 confirman ahora que la especie Diplocynodon ratelii habitó en la Península Ibérica hace 16 millones de años. Este estudio publicado en la revista Comptes Rendus Palevol no sólo evidencia que se trata de los restos más recientes del género en la Península, sino que las temperaturas fueron en ese momento más elevadas en la zona.


El reptil Diplocynodon ratelii habitaba en ecosistemas boscosos entre lagunas y charcas en lo que hoy es Cataluña. El estudio destaca el pequeño tamaño del reptil, según los cráneos, de no más de un metro de longitud total. Diplocynodon ratelii fue un diplocinodóntido que se habría originado antes de la divergencia entre caimanes y aligátores.

Un grupo de investigadores excavó en el yacimiento catalán de els Casots los restos de una especie que hasta este momento parecía haber vivido sólo en el sur de Francia. Hasta este momento los fósiles habían estado varios años a la espera de ser analizados.

Estos cocodrilos compartían también hábitat en el yacimiento catalán con grandes mamíferos como rinocerontes, el équido Anchitherium, pecarís, ciervos ratón, bóvidos y cerdos primitivos, parientes extintos de elefantes y algunos carnívoros como los conocidos como osos-perros, félidos, hiénidos y mustélidos extintos.

La abundancia de los fósiles de fauna hallados en el Casots hace que el grupo de investigación tenga gran interés en reabrir las excavaciones. Los cientificos pretenden recuperar más restos de fósiles que contribuyan a mejorar el conocimiento que se tiene sobre el paleoambiente. Esto deberá realizarse con el visto bueno del Ayuntamiento de Subirats que es el propietario de los terrenos.

Los aligatoroideos en la actualidad están más extendidos por América y Asia oriental pero eran frecuentes en Europa hace millones de años. Eurasia El Diplocynodon ratelii, de aspecto muy similar a los caimanes actuales, cazaban presas de pequeño tamaño como roedores y especies extintas de peces, también acechaba reptiles con los que coexistía y mamíferos mayores como los ciervos ratón.

Fuente EL MUNDO

No hay comentarios:

Publicar un comentario