RanaMundo

RanaMundo

jueves, 23 de marzo de 2017

TIBURÓN CEBRA, EL PRIMERO QUE HA CAMBIADO SU REPRODUCCIÓN

Un ejemplar de tiburón cebra australiano ha sido el primer tiburón que ha cambiado su forma de reproducción de sexual a asexual. Esto en la forma de reproducirse de los tiburones extremadamente raro.

Es la tercera vez que los científicos ven a un espécimen cambiar su forma de reproducción. Los otros casos fueron un ejemplar de manta raya y una boa constrictor, ambas nacidas en cautividad. En abril del año pasado un ejemplar de esta especie dio a luz a tres pequeños tiburones cebra en el acuario de Queensland. Esta historia habría pasado desapercibida para la comunidad científica pero resulta que esta no se había apareado con ningún macho desde el año 2012.

Su compañero de cría fue trasladado a un nuevo tanque del acuario hace cuatro años porque estaban reproduciéndose demasiado rápido. Desde entonces, ella no ha compartido su tanque con otros machos, por lo que el nacimiento de los tres cachorros de tiburón ha sorprendido a los responsables del acuario. La investigadora biomédica de la Universidad de Queensland, Christine Dudgeon, asegura que desde el acuario pensaban "que este tiburón podría haber almacenado esperma" pero cuando han realizado las pruebas de ADN a los cachorros para descubrir posibles padres, "hemos descubierto que solo tienen células de un único progenitor". 

Aunque en los tiburones el cambio en la forma de reproducirse es algo extremadamente raro, no es algo inaudito. Este cambio es posible porque además de la reproducción sexual, hay otra forma de reproducción asexual por la que algunas especies pueden llegar a reproducirse: la partenogénesis, un proceso que permite que los embriones se desarrollen sin haber sido fertilizados. 

Pero lo que hace que el caso de este animal sea inusual es que es la primera vez que los científicos han visto a un tiburón cambiar su forma de reproducción. Además, en el resto de casos con tiburones, el cambio se ha producido cuando no han experimentado la reproducción sexual y evolucionan a lo largo de su madurez a la reproducción asexual y este no es el caso de dicha especie.

 Generalmente, la partenogénesis suele producirse en plantas y en animales invertebrados, pero estos nacimientos sin necesidad de fertilización también han sido documentados en ciertos animales vertebrados, entre los que se incluyen los tiburones y los lagartos. Dudgeon asegura que "ahora, lo que necesitamos saber es si esto puede ocurrir con los animales en libertad y, si ocurre, cada cuánto se produce".

Fuente de información: 20 minutos

No hay comentarios:

Publicar un comentario