RanaMundo

RanaMundo

domingo, 23 de abril de 2017

LAS HORMIGAS SON COMO LOS MARINES: NO ABANDONAN A SUS HERIDOS

Lo hemos visto en más de una película bélica. Por muy desesperado que sea un combate, los soldados más heroicos corren bajo el fuego enemigo para cargar a sus compañeros caídos sobre sus hombros. Pues bien, puede que no reciban la atención de los directores de cine, pero hay una especie de hormiga que lleva haciendo eso mismo millones de años. Se trata de Meganopera analis u hormiga Matabele.

Esta pequeña y trabajadora criatura vive en el desierto del Sáhara y está especializada en comer termitas. Pero lo hace de una forma tan especial que parece que esta especie es lectora del genio de la guerra, Sun-Tzu: entre dos y cuatro veces al día, las hormigas marchan en formación de combate para atacar los nidos de las termitas, matando a muchos de estos insectos cada vez y llevándoselos de vuelta al nido. Además, tal como se ha publicado recientemente en Science Advances, estas hormigas rescatan a las hormigas heridas en la batalla. (Aquí puedes ver una batalla de hormigas contra termitas).

«Por primera vez hemos observado en invertebrados un comportamiento de rescate de animales heridos», ha explicado en un comunicado Erik Frank, primer autor del estudio e investigador en en la Universidad de Wurzburgo.

Se puede decir, efectivamente, que estas hormigas van a la guerra varias veces al día. Forman largas hileras y se adentran en los nidos de las termitas. En su caso, está claro que la unión hace la fuerza, porque solo así estas pequeñas pueden matar a las termitas, que son varias veces mayores que ellas y que cuentan con potentes mandíbulas.

Por eso, no es raro que en las escaramuzas las hormigas sufran varias bajas. Tal como han descubierto estos investigadores, en ese momento las heridas liberan sustancias químicas que funcionan como un reclamo para sus compañeros. Gracias a esto, las hormigas llevan a las heridas de vuelta al nido.

Una vez allí reciben su «tratamiento». Por desgracia, no hay hormigas cirujanas. La cura suele consistir en liberar a las heridas del abrazo mortal de las mandíbulas de las termitas.

Fuente: ABC

No hay comentarios:

Publicar un comentario