RanaMundo

RanaMundo

viernes, 28 de abril de 2017

"MINI" CEREBROS COMO NUEVOS ANELGÉSICOS CONTTRA EL DOLOR

Unos mini cerebros en el sistema nervioso periférico controlan el dolor. Este descubrimiento puede evitar los efectos secundarios de los analgésicos actuales

Unos cerebros de pequeño tamaño en los ganglios del sistema nervioso que regulan el la sensación del dolor han sido descubiertos en una reciente investigación.La función de la sensación del dolor hasta ahora se creía exclusiva del sistema nervioso central. Este descubrimiento fue en ratones pero se cree que dará lugar a una nueva generación de analgésicos extenderse también al sistema nervioso de los humanos.

El sistema nervioso periférico del cuerpo humano tendría la capacidad de interpretar su entorno y actuar sobre el dolor y modularlo, según una investigación de la Universidad Médica de Hebei, en China, y la Universidad de Leeds, en Inglaterra, publicada en el Journal of Clinical Investigation, de la que se informa en un comunicado.

Hasta ahora, los estudios científicos afirmaban que los únicos responsables de modular el dolor o el calor eran el sistema nervioso central, el cerebro y la médula espinal.

El sistema nervioso periférico (SNP) es el aparato del sistema nervioso formado por nervios y neuronas que residen o se extienden fuera del sistema nervioso central (SNC), hacia los miembros y órganos. Su función principal es conectar el SNC a los miembros y órganos, indicándoles cómo reaccionar.

Estudios recientes afirmaban que el SNP tenia mas funciones de las que conocíamos hasta ahora. Se ha confirmado que los ganglios tienen u papel crucal en la interpretción del dolor. Los ganglios nerviosos son formaciones nodulares que hay en el trayecto de los nervios, formados por la acumulación de cuerpos neuronales.

Hasta la realización de estudios recientes se creía que los ganglios nerviosos actuaban sólo como una fuente de energía para los mensajes que se llevan a través del sistema nervioso, pero se ha establecido que también actúan como "mini-cerebros", modificando la cantidad de información que se envía al sistema nervioso central, en este caso sobre el dolor.

La nueva investigación, que durante cinco años estudió cómo los roedores reaccionan a la estimulación, descubrió que las células nerviosas situadas dentro de los ganglios pueden intercambiar información entre sí con la ayuda de una molécula de señalización llamada GABA, un proceso que antes se pensaba que estaba restringido al sistema nervioso central.

Profundizando en este descubrimiento, el director de esta investigación, Nikita Gamper, detalla el sorprendente descubrimiento de que el sistema nervioso periférico tiene la capacidad de alterar la información enviada al cerebro, en lugar de pasar ciegamente todo al sistema nervioso central.

"Todavía no sabemos cómo funciona el sistema, añade Gamper, pero la maquinaria está preparada para permitir que el sistema nervioso periférico interprete y modifique la información táctil percibida por el cerebro en términos de interpretar el dolor, el calor o la solidez de los objetos. Aunque se necesitan más investigaciones para entender exactamente cómo funciona, no tenemos ninguna razón para pensar que no existe la misma organización nerviosa en los seres humanos".

El descubrimiento, por tanto, abre el camino al desarrollo de nuevos analgésicos, ya que los medicamentos actuales para tratar el dolor se dirigen al sistema nervioso central. De todas formas, advierten los investigadores, podrían pasar de 15 a 20 años antes de que estos nuevos medicamentos lleguen al mercado, ya que entre otras cosas es necesario saber previamente si el mismo mecanismo de regulación del dolor está presente también en los sistemas nerviosos periféricos de los seres humanos.

Fuente: Tendencias 21

No hay comentarios:

Publicar un comentario