RanaMundo

RanaMundo

viernes, 19 de mayo de 2017

Las emisiones de CO2 aceleran la fotosíntesis de las plantas

La cubierta vegetal global está creciendo a pesar de la deforestación. En la imagen, la selva de Cairns, en Australia.Cuanto más CO2 emiten los humanos a la atmósfera, más CO2 absorben las plantas de ella. En un proceso del que los científicos aún no tienen claras sus consecuencias a largo plazo, el aumento de las emisiones de dióxido de carbono está acelerando la fotosíntesis vegetal. Y con ello, según un estudio, la vegetación terrestre ha doblado su capacidad de retirar el principal gas de efecto invernadero.

Resultado de imagen de plantasEl ciclo del carbono es una especie de círculo virtuoso en el que sus diferentes agentes, la atmósfera, los océanos, la biosfera (seres vivos) o la litosfera emiten y retiran carbono. Ese intercambio ha permanecido más o menos inmutable durante milenios. En estas, llegaron los humanos y, en particular desde la Revolución Industrial alimentada por los combustibles fósiles, alteraron la ecuación: un nuevo agente emitía una cantidad extra de carbono, en especial en forma de CO2, y reducía la capacidad de otros de capturarlo al alterar el medio.

La capacidad de las plantas de retirar CO2 se ha doblado respecto al siglo pasado.
"La fotosíntesis, y específicamente lo que investigamos en el estudio, la fertilización de las plantas debido a una atmósfera con más CO2 remueven el gas del ambiente. A más CO2 en la atmósfera, más retiran las plantas", dice el catalán Pep Canadell, director del Global Carbon Project e investigador del CSIRO de Australia. En la fotosíntesis, las plantas toman CO2 y liberan oxígeno, quedándose con el carbono.

Para doblar su capacidad de capturar CO2 las plantas han crecido tanto en cantidad como en calidad. A comienzos del año pasado, investigadores del CSIRO, entre ellos Canadell, mostraron que la cubierta vegetal mundial ha aumentado y eso a pesar de la gravedad de la deforestación en las zonas ecuatoriales.

Pero también la mayor concentración de dióxido de carbono ha acelerado la fotosíntesis, con lo que, hay más plantas y crecen más y más que, a su vez, retiran más CO2. El reverso de la moneda, el dióxido de carbono emitido por las plantas en su respiración, sin embargo, no ha crecido al mismo ritmo.

FUENTE:EL PAÍS

No hay comentarios:

Publicar un comentario