RanaMundo

RanaMundo

domingo, 28 de mayo de 2017

¿PINTURA QUE ELIMINA BACTERIAS?

Un grupo de científicos del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) creó una pintura bactericida que impediría el contagio de infecciones intrahospitalarias. Se trata de un nuevo producto desarrollado en el país que usa nanotecnología y mata las colonias de organismos en las paredes de quirófanos y salas.
Según dijo a Clarín la licenciada Mónica Pinto, del Centro INTI – Procesos Superficiales, este producto cuenta con "tecnología muy chiquitita que se introduce dentro de la bacteria e impide que se reproduzca. Además no genera resistencia como lo hacen los medicamentos". Esto quiere decir que este producto es letal para las bacterias en todo momento, sin importante el tiempo de uso.

Pinto explicó cómo funciona: "Esta pintura ataca a las bacterias de varias maneras distintas. Dentro de la membrana es una. También impide que respire o se reproduzcan. Es decir, las mata o las castra". Y agregó que "el efecto batericida dura lo que dure la pintura. Mientras esté aplicada, no hay problema".

La idea surgió en 2005 cuando comenzaba a hablarse de nanotecnología en Argentina. Estos investigadores, entonces, empezaron a idear posibles formas de aplicarlo al tratamiento de superficies.

“Lo que hicimos fue crear las nanopartículas de plata y cobre, y depositarlas sobre uno de los componentes de la pintura”, detalló Pinto. “La idea de esta pintura es evitar que se formen depósitos de bacterias”, agregó.

La licenciada en Química explicó el modo en que se aplica esta innovación: “El que quiere hacer una pintura bactericida, compra este componente, que se llama cargas y es bicarbonato de calcio, que lo tienen todas las pinturas. En vez de poner un carbonato común le pone este que nosotros llamamos 'modificado', que tiene las nanopartículas de plata o cobre”.


La fabricación del prototipo de esta pintura (que aún no está comercializada) está a cargo de una empresa tercerizada. La idea, en el futuro, es vender la patente para que esta manera “cualquiera pueda convertir una pintura en pintura bactericida”.

En 2007 este proyecto ganó el primer premio de Innovar, y actualmente se encuentra en la etapa de prueba de su funcionamiento en campo. Para ello se eligió al Hospital Cetrángolo de Vicente López, especializado en enfermedades de vías respiratorias, donde se recubrieron con estas “pinturas inteligentes” la guardia, pasillos y el laboratorio de microbiología, con muy buenos resultados.

Además, el uso de plata y cobre como componentes activos hace que estas nuevas pinturas tengan una toxicidad muy baja, ya que son elementos utilizados incluso en medicamentos.

"Vamos controlado sus efectos cada tres meses. Tomamos muestras y las analizamos en el laboratorio. Creemos que el año que viene vas a estar lista para aplicarse en otros lugares", agregó la investigadora.

Los estudios microbiológicos se realizan en la cátedra de Microbiología de la Facultad de Bioquímica y Farmacia de la UBA y en el Centro de Química del INTI. Se utilizan cepas de bacterias gram-positivas y gram-negativas (Escherichia coli y Staphylococcus aureus).

Pinto agregó que esta pintura puede usarse en las paredes de los hogares ya que no es tóxica. Y que están trabajando para que el producto ofrezca una paleta amplia de colores. Por ahora la pintura es blanca.

Fuente: Clarín

No hay comentarios:

Publicar un comentario