RanaMundo

RanaMundo

sábado, 8 de noviembre de 2014

HUBO AGUA EN LA TIERRA DESDE EL PRINCIPIO

Investigadores dicen que el líquido elemento no llegó más tarde a bordo de asteroides o cometas «húmedos», sino que el planeta lo obtuvo en el mismo momento de su formación.







Desde el espacio, la Tierra parece una canica azul debido a la presencia de los océanos, que cubren el 70% de su superficie. Una inmensidad que alberga la mayor explosión de biodiversidad del mundo y que resulta esencial para la vida tal y como la conocemos. Sin embargo, a pesar de su enorme importancia, los científicos siguen sin saber el origen del agua del planeta. Hasta ahora, la hipótesis más aceptada sostenía que el líquido elemento llegó hasta aquí desde el exterior, a bordo de asteroides y cometas "húmedos" migrados de los confines del Sistema Solar, cientos de millones de años después de que la Tierra se hubiera formado. Pero investigadores de la Institución Oceanográfica Woods Hole (WHOI) en Massachusetts (EE.UU.) no están de acuerdo. Creen que la Tierra ya tuvo agua desde su misma formación. «Los océanos siempre estuvieron aquí. No los obtuvimos en un proceso posterior, como se pensaba anteriormente», dice Adam Sarafian, autor principal del artículo que se publica en la revista Science.
Los autores del estudio estudiaron una potencial fuente de agua de la Tierra: las condritas carbonáceas, los meteoritos más primitivos conocidos, formados de la misma nube de polvo, partículas, hielo y gases que dio lugar al Sol hace unos 4.600 millones de años, mucho antes de que se formaran los planetas. «Estos meteoritos primitivos se asemejan a la composición del Sistema Solar a granel», dice el coautor Sune Nielsen, geólogo del WHOI. «Tienen un buen montón de agua y son candidatos tradicionales para el origen del agua de la Tierra».

No hay comentarios:

Publicar un comentario