RanaMundo

RanaMundo

miércoles, 19 de noviembre de 2014

LA UNIVERSIDAD DE SANTIAGO DE COMPOSTELA SE CONVIERTE EN PIONERA EN LA LUCHA CONTRA LA OBESIDAD

Se logró que las ratas del laboratorio perdieron peso sin comer menos y redujeran sus niveles de glucosa.
Cuando todo apunta que existe un ligero descenso de sobrepeso infantil, todavía existe en España un 43% de la población infantil entre 7 y 8 años que tiene sobrepeso. Y no es cuestión de sedentarismo o mala alimentación sino que, sobre esta enfermedad, influyen muchos factores que han sido analizados por el equipo de Neurobesidad de la Universidad de Santiago de Compostela.



Este equipo, coordinado por el investigador Starting Grant, Miguel López, ha descubierto un mecanismo molecular que reduce la capacidad de quemar lípidos revirtiendo ese proceso mediante la manipulación genética de una proteína.
La obesidad es la epidemia del siglo XXI. Pese a que ayer mismo se conocían los últimos datos que reflejan un ligero descenso del sobrepeso infantil, el 43% de los niños de 7 y 8 años tienen exceso de peso en España.
En concreto, se actúa sobre las ceramidas, una familia de lípidos que afectan a determinadas áreas del hipotálamo e provocan interferencias en los mecanismos que regulan el tejido adiposo pardo, una grasa denominada <<buena>> que es la encargada de quemar lípidos para obtener energía. Al provocar esta interferencia, las ceramidas disminuyen la capacidad de quemar grasa y provocan un aumento de la masa corporal.
Miguel López, explica que "las ceramidas hacen que el tejido pardo de desconecte, quemando menos grasas y provocando el aumento de peso y la aparición de diabetes", sin que se coma más. El equipo logró, mediante la manipulación genética de una proteína, revertir este mecanismo. Estos resultados ya se experimentaron en ratas, que lograron adelgazar sin comer menos y también lograron corregir si diabetes.
Con este hallazgo los investigadores sostienen que podrán identificarse nuevas dianas terapéuticas para tratar la obesidad y el síndrome metabólico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario