RanaMundo

RanaMundo

viernes, 5 de diciembre de 2014

PROTEÍNA C REACTIVA DETECTA ENFERMEDADES

Proteína C reactiva  La Proteína C reactiva (PCR) es una proteína que se encuentra en la sangre como respuesta a una inflamación, por ello se dice que la Proteína C reactiva es una proteína de fase aguda. La Proteína C reactiva se produce en el intestino y por las células de adiposas o adipocitos.

    La Proteína C reactiva es miembro de la familia de proteínas conocidas como pentraxinas, proteínas que se distinguen por presentar un plegamiento proteico característico.

La proteína C reactiva no debe confundirse con
la Proteína C ni con el Péptido C.








-Funciones de la Proteína C reactiva

  La Proteína C reactiva es un miembro de la clase de reactantes de fase aguda, lo que quiere decir que durante los procesos inflamatorios que ocurren en el cuerpo, aumentan los niveles de Proteína C reactiva de manera espectacular. Este incremento es debido a un aumento de IL-6 en la concentración de plasma, que es producido predominantemente por macrófagos y también por adipocitos. La Proteína C reactiva está asociada a la fosfocolina en microbios. Se piensa que es para asistir en la unión complementaria para células dañadas y extrañas y mejora la fagocitosis por los macrófagos. También se cree que juega otro papel importante en la inmunidad innata como un primer sistema de defensa contra las infecciones.

Los niveles normales de Proteína C reactiva se inrementan en 6 horas y llegan al máximo en 48 horas. Su vida media es constante y por lo tanto, su nivel está determinado principalmente por la tasa de producción (y, por tanto, la gravedad de la causa). El suero amiloide A es un indicador de fase aguda relacionado que responde más rápidamente en circunstancias similares.

-Historia de la Proteína C reactiva

  La Proteína C reactiva fue descubierta originalmente por Tillett y Francis en 1930 como una substancia en el suero de pacientes con inflamación aguda que reaccionaban con el polisacárido C del neumococo. Inicialmente se pensaba que la Proteína C reactiva podía ser una secreción patógena ya que se daba en cantidad elevada en gente con muchas enfermedades entre las que se incluían carcinomas. El descubrimiento de la síntesis hepática y secrección de Proteína C reactiva cerró ese debate. Se cree que la Proteína C reactiva está relacionadas con la fosfocolina, iniciando el reconocimiento y la fagocitosis de las células dañadas.

-Utilidad de la Proteína C reactiva para el diagnóstico

  La Proteína C reactiva es usada principalmente como indicio de inflamación. Además de un fallo hepático, hay pocos factores que modifiquen los niveles de producción de Proteína C reactiva.

Medir y cuantificar el nivel de Proteína C reactiva puede ser útil para determinar la efectividad e un tratamiento o conocer lo avanzada que está una enfermedad. La sangre, normalmente se recoge en un tubo separador de suero y se analiza en un laboratorio médico o en un centro de pruebas.

Para conocer los niveles de Proteína C reactiva, existen varios análisis como ELISA, la inmunodifusión rápida, el inmunoturbidímetro y la aglutinación visual.

Las infecciones víricas, suelen producir valores más bajos de Proteína C reactiva que las infecciones bacterianas. Valores normales de Proteína C reactiva en los análisis de sangre son menores de 5 o 6 mg. de Proteína C reactiva por litro de sangre.

-Pruebas para el diagnóstico cardiológico relacionadas con la proteína C reactiva

  La Proteína C reactiva es un indicio general para la infección e inflamación y por lo tanto, puede ser utilizada para determinar el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas. Debido a que un nivel elevado de Proteína C reactiva puede ser causado por muchos motivos, no puede usarse como una prueba determinante.

Un nivel de Proteína C reactiva superior a 2,4 mg. por litro de sangre, supone un riesgo dos veces mayor de padecer un problema coronario que con un nivel menor que 1 mg. por litro. Por lo tanto, aunque no es un factor determinante, los niveles de Proteína C reactiva pueden ser un indicio que ayude a orientar algunos diagnósticos e indicar el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas.

-Glucolisación en Proteína C reactiva

  La Glucolisación es un proceso químico que consiste en añadir glucosa a otra molécula. La Proteína C reactiva puede tener azúcares añadidos y eso se puede usar para determinar enfermedades ya que según el tipo de enfermedad, se añaden distintos patrones de azúcares.

-Papel de la Proteína C reactiva para detectar enfermedades cardiovasculares

  Investigaciones recientes sugieren que los pacientes con niveles elevados de Proteína C reactiva tienen un alto riesgo de padecer diabetes, hipertension y enfermedades cardiovasculares.

-Proteína C reactiva para la detección del cáncer

  El papel de la inflamación en el cáncer no es bien conocido. Algunos órganos del cuerpo muestran un mayor riesgo de cáncer cuando están inflamados de forma crónica.

Los análisis de sangre de las personas con cáncer, tienen una media de concentración de Proteína C reactiva de 2,69 mg. por litro de sangre. Las personas sin cáncer de colon tienen una cantidad media de Proteína C reactiva de 1,97 mg. por litro de sangre.
 
 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario