RanaMundo

RanaMundo

domingo, 19 de abril de 2015

NUEVA TÉCNICA CONTRA LAS BACTERIAS

Un equipo de la compañía biotecnológica estadounidense NovoBiotic Pharmaceuticals, ha presentado una nueva tecnología que amplía el espacio de búsqueda de antibióticos. Emplearon unas membranas semipermeables en las que podían introducir las bacterias para tenerlas en un entorno controlado, manteniéndolas al mismo tiempo en contacto con su entorno natural para que se desarrollen normalmente. Esta nueva tecnología permite cultivar bacterias que antes no se podían aprovechar al no crecer en laboratorio.
En los últimos años las bacterias han desarrollado mayor resistencia ante los antibióticos y se ha producido un estancamiento en investigación a causa de la falta de interés de la industria farmacéutica. Además se están agotando los caladeros donde los microbiólogos han obtenido la mayor parte de los antibacterianos. Las técnicas utilizadas no han conseguido detectar nuevos antibióticos ni crear antibióticos sintéticos.

Este problema afecta principalmente en el entorno hospitalario donde aparecen resistencias múltiples a antibióticos y producen enfermedades a pacientes ya enfermos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que la resistencia de los microorganismos a los antibióticos pone en un grave riesgo a la medicina moderna. Esta nueva tecnología para mejorar la búsqueda de antibióticos puede ser una herramienta para hacer frente a este problema.

Se utilizó el nuevo método y tras analizar 10.000 cepas de bacterias, y ver su actividad antimicrobiana frente a la bacteria Staphylococcus aureus, la bacteria Eleftheria terrae producía un compuesto, la teixobactina, que mostró sus virtudes antibióticas contra patógenos como Clostridium difficile, causante de diarreas, oBacillus anthracis, que provoca el ántrax. Se testó en ratones y dio éxito.
A través de este método es posible utilizar bacterias que normalmente no se conseguirían cultivar y así ampliar mucho el rango de especies que se pueden utilizar para buscar antibióticos. El descubrimiento de la teixobactina se trata de un tipo de antibiótico que ataca a un tipo de bacterias denominado Gram positivo, con una sola membrana de protección y más fáciles de atacar. Ahora se buscan métodos contra las bacterias Gram negativas mucho más difíciles de penetrar a causa de su doble membrana por la que muchas moléculas no logran penetrar y son, por tanto, mucho más resistentes.

FUENTE: http://elpais.com/elpais/2015/01/07/ciencia/1420651243_369191.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario