RanaMundo

RanaMundo

domingo, 24 de mayo de 2015

PÁNCREAS ARTIFICIAL

Se ha llevado a cabo un ensayo clínico pionero comparando los resultados del tratamiento convencional para la diabetes tipo 1 (usando una bomba de insulina), con los resultados de utilizar un páncreas artificial provisto de sistema hormonal dual.

La comparación entre los resultados indica que el páncreas artificial aporta una mejora en los niveles de glucosa y un menor riesgo de hipoglucemia.


Este prometedor logro de un equipo de especialistas del Instituto de Investigaciones Clínicas de Montreal puede tener importantes repercusiones en el tratamiento de la diabetes tipo 1, acelerando el desarrollo de un páncreas artificial externo que sea seguro y práctico de usar.
El páncreas artificial es un sistema automatizado que reproduce, hasta cierto punto, el trabajo de un páncreas natural en buen estado, adaptando continuamente la liberación de insulina a los cambios en los niveles de glucosa.
El páncreas artificial con sistema hormonal dual controla los niveles de glucosa mediante la liberación automática de insulina y glucagón, si es necesario, basándose en las lecturas de un sistema de vigilancia constante de glucosa, guiándose por un algoritmo avanzado.

El equipo halló que el páncreas artificial mejoró el control de la glucosa en un 15 %, en comparación con la terapia convencional mediante bomba de insulina. El páncreas artificial también redujo en 8 veces el riesgo total de hipoglucemia, y en 20 veces el riesgo de hipoglucemia nocturna.

Las personas con diabetes tipo 1 deben controlar cuidadosamente sus niveles de glucosa en sangre para que se mantengan dentro de los valores normales. El control de la glucosa en sangre es la clave para evitar complicaciones a largo plazo relacionadas con altos niveles de glucosa (como ceguera o insuficiencia renal) y reducir el riesgo de hipoglucemia.
Con los tratamientos convencionales, aproximadamente dos tercios de los pacientes no logran mantener adecuadamente su nivel de glucosa dentro de los valores normales. El páncreas artificial podría ayudarlos a alcanzar ese objetivo, y reducir el riesgo de hipoglucemia, el gran temor de la mayoría de los pacientes, y que sigue siendo el efecto adverso más común del tratamiento con insulina. 

ENLACE: http://noticiasdelaciencia.com/not/6628/pancreas-artificial/

No hay comentarios:

Publicar un comentario