RanaMundo

RanaMundo

domingo, 25 de octubre de 2015

UN BESO MORTAL ENTRE ESTRELLAS


Podríamos llamarlo «el beso de la muerte», y sus protagonistas son dos estrellas que se orbitan mutuamente, pero tan cerca la una de la otra que llegan a tocarse.Un "beso espacial" que, inevitablemente, llevará a ambos astros a desaparecer y a fundirse en una única y gigantesca nueva estrella. O bien a formar un agujero negro binario. El hallazgo se debe al trabajo de un equipo internacional de astrónomos en el VLT (Very Large Telescope), de la ESO.

Este sistema estelar único, llamado VFTS 352, se encuentra a 160.000 años luz de distancia de la Tierra, en la llamada Nebulosa de la Tarántula, un criadero en el que nacen contínuamente nuevas estrellas y que es de los más activos del Universo cercano. Allí, los astrónomos han encontrado a esta joven pareja, entre las más extrañas nunca observada.

VFTS 352 está formado, pues, por dos estrellas extremadamente calientes, brillantes y masivas que se orbitan mutuamente en menos de lo que dura un día. Ambos astros están tan cerca que sus respectivos centros apenas están separados por 12 millones de km. De hecho, las estrellas están tan próximas que sus superficies llegan a tocarse, formando un «puente» a través del cual se intercambian materia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario