RanaMundo

RanaMundo

sábado, 2 de abril de 2016

MUTACIONES EN EL ADN DE LOS FETOS COMO CONSECUENCIA DEL TABACO

Se ha desmostrado que antes de que los bebés vean por primera vez la luz en sus vidas, su ADN podría haber sufrido previamente mutaciones como consecuencia de el hábito fumador de sus progenitores.

Un nuevo estudio muestra como madres fumadoras han dado a luz a hijos con modificaciones genéticas capaces de entorpecer su salud.

La población fumadora es ya consciente, y no desde hace poco tiempo, de los efectos negativos del tabaco sobre su salud, pero ahora, según la conclusión a la que han llegado los autores de un estudio publicado en la revista American Journal o Human Genetics, llegan a la conclusión de que el humo de los cigarrillos afecta desde los primeros minutos de vida, incluso antes del parto.

El estudio fue realizado sobre más de 6.000 madres e hijos recién nacidos, lo que demostró esta conexión. El coautor, Stephanie London, epidemiólogo y médico en el Instituto Nacional de Salud Ambiental de EE.UU. ha explicado estas modificaciones explicando que "aunque el feto no respire de forma autónoma, las sustancias se transmiten por la sangre a través de la placenta".

El estudio dividió a las madres en tres clases diferentes: un 13% de ellas fueron consideradas como "asiduas", que fumaban durante su embarazo; las "ocasionales", que habían dejado de fumar al inicio de su embarazo y constituían un 25%, siendo las restantes las "no fumadoras", que constituyen el tanto por ciento restante.

Los investigadores se centraron para su estudio en el cordón umbilical, donde el número de células con potencial regenerativo es muy elevado. Al analizar la sangre contenida en el cordón umbilical de aquellas madres que fueron consideradas "asiduas", se observó que ésta poseía 6.073 posiciones diferentes a la secuencia de los recién nacidos de aquellas madres "no fumadoras".

Sin embargo, se demostró así mismo que no era la nicotina la culpable de estas modificaciones, sino los componentes producidos por la combustión del tabaco, tal y como indica Sinc London, el autor.

Los científicos ya eran conscientes de que el tabaquismo estaba relacionado con el labio y el paladar leporino, pero aún no saben por qué. Este estudio ha permitido involucrar aun más la alteración del ADN en el proceso, como comentaron tanto autor como coautor.

Esta ha sido el primer artículo publicado por este grupo de expertos, quienes están centrados en estudiar los factores que modifican la expresión génica en el embarazo y en la niñez.

Fuente: La Opinión de Tenerife

No hay comentarios:

Publicar un comentario