RanaMundo

RanaMundo

jueves, 29 de septiembre de 2016

UN MILAGRO PARA SUS PADRES

El nacimiento de un niño siempre es un gran evento para cualquier familia, pero hay enfermedades que son capaces de ensombrecer la alegría de los padres en una fecha tan importante. Especialmente, cuando se trata de la progeria, un mal genético que con el paso de los días ha convertido el rostro de un bebé en el de un anciano de 80 años.

Nacido en el distrito de Magura, en Bangladesh, este bebé tiene arrugas, los párpados caídos y una capa de espesos cabellos que cubre su espalda. Esta combinación de síntomas ha permitido a los médicos del país asiático determinar que el niño sufre de una rara enfermedad genética llamada progeria.

Este mal se debe a la mutación del gen LMNA, que al fallar, empieza a producir una proteína anómala, llamada progerin. Esta mutación se expande por todas las células del organismo y causa su destrucción. La trágica consecuencia de esta patología es un veloz envejecimiento de los niños.

La progeria es una enfermedad que acelera el envejecimiento de la persona que la padece. Solo afecta a una persona de cada millón e impide el llevar una vida normal. Además, los niños que nacen con esta condición no suelen superar los 13 años de vida.

Sin embargo, la familia del bebé ha mostrado su felicidad de concebir un niño tan especial y asegura que será aceptado tal y como es. El padre Biswajit Patro y su mujer Parul creen que se trata de un milagro y que intentarán que crezca sano como una persona normal, aunque necesitarán la ayuda de los médicos.



Fuentes: Antena 3
                                                                              

No hay comentarios:

Publicar un comentario