RanaMundo

RanaMundo

domingo, 2 de octubre de 2016

AZÚCAR BÁSICO PARA LA VIDA EN UN ASTEROIDE ARTIFICIAL

Este descubrimiento confirma la teoría extraterrestre de la vida. Un conjunto de investigadores ha detectado ribosa en un cometa creado de forma artificial en un laboratorio. El hallazgo del azúcar ribosa, es esencial para la vida lo que significa que con este descubrimiento comprenderíamos el origen de la vida en nuestro planeta. Uno de los grandes interrogantes de la humanidad es el origen de la vida.

Hasta el siglo XIX los científicos estaban convencidos de que la vida se originaba por generación espontánea. Pero después quedo demostrado que no era cierto.

Se crearon dos nuevas teorías. La primera, la idea de que la vida tenia un origen químico y, y la segunda la idea de que el origen de la vida era extraterrestre. La pregunta era ¿Qué procedencia real tienen estas teorías? Los seres vivos están constituidos por material de organización compleja, este material a su vez esta formado por bioelementos que son los que forman las llamadas biomoleculas (glúcidos, proteínas, ácidos nucleicos, agua…)

Una de las moléculas fundamentales para el desarrollo de la vida en la Tierra es el azúcar ribosa, que permite el traspaso de información entre células.

Un grupo de investigadores de Francia, México y Dinamarca, por medio de un diseño de un cometa artificial adaptado a las mismas condiciones que las producidas en el espacio, han descubierto que la ribosa puede hallarse en una mezcla de hielos que han sido irradiados con luz ultravioleta emitida por una estrella. Estos hielos son comunes en los cometas y se cree que recubren los granos de polvo interestelar de las estrellas jóvenes.

Con este trabajo parece que cobra fuerza la teoría de que la vida en la tierra nació gracias al contacto de los cometas con nuestro planeta.1
Para la creación de este cometa artificial en el laboratorio, los científicos enfriaron agua, amoniaco y metanol ( elementos detectados en el hielo que se encuentra en los cometas) a -195 grados, en el interior de una cámara de vacío.

Acto seguido, para simular la radiación emitida por una estrella joven, expusieron esta mezcla congelada a la luz ultravioleta. De esta forma emularon el calentamiento sufrido al acercarse el cometa al Sol. Después de calentar la mezcla la dejaron enfriarse hasta que alcanzo la temperatura ambiente.

Para hacer el análisis de la composición utilizaron un método muy delicado, la cromatografía de gases bidimensional, juntada con espectrometría de masa de tiempo de vuelo.

En ella encontraron gran cantidad de moléculas orgánicas, y en entre ellas la ribosa, nunca encontrada antes. La ribosa, es una molécula esencial para la formación del ARN y por lo tanto también del ADN. Se considera como la pieza fundamental del ARN. En nuestro planeta se ha encontrado ARN a lo largo de toda
la vida y podría haber sido un iniciador de ADN hace miles de millones de años.



Fuente: Tendencias Científicas

No hay comentarios:

Publicar un comentario