RanaMundo

RanaMundo

domingo, 4 de diciembre de 2016

¿ES POSIBLE ERRADICAR EL VIH CON INGENERÍA GENÉTICA?

Las investigaciones más recientes encaminadas a lograr una respuesta para el paciente afectado con virus de inmunodeficiencia humana (VIH), causante del sida, están tomando diferentes vías con el fin de paliar una de las enfermedades más contagiosas del mundo, la cual es padecida por más de 35 millones de personas a pesar de que las nuevas infecciones y los fallecimientos hayan descendido en los últimos años, según recientes informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) con motivo de la celebración del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, este 1 de diciembre.


Así, algunos ejemplos de estos nuevos avances pueden ser el tratamiento con células madre para eliminar la infección de Sida, vacunas experimentales para bloquear su infección o el desarrollo de fármacos para activar el sistema inmunitario. Aún así, la mayoría de ellos se encuentran en fases clínicas o de ensayo en animales.

El proyecto idea implantar un pseudovirus con una envoltura más eficaz que sea capaz de suprimir la capacidad replicativa del VIH

Y para completar este listado, siendo conscientes de que todo avance al respecto es bien recibido por la comunidad científica y la sociedad, está sobre la mesa la posibilidad de lograr una cura funcional del Sida a través de ingeniería genética. Precisamente, según ha comentado personalmente a SaluDigital.es, esta es la idea que quiere desarrollar Óscar Jurado Ruíz, licenciado en Biología por la Universidad de Málaga (UMA) y especializado en Virología por la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

Este joven malagueño pretende fructificar a través de un proyecto conocimientos como la caracterización biológica de las envolturas de las distintas variantes de las cuasiespecies estudiadas, adquiridos durante su estancia en el Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), junto con los avances internacionales que se están produciendo en torno a la modificación del genoma del virus.

PSEUDOVIRUS QUE SUPRIMEN LA CARGA VIRAL

La idea que prevé poner en práctica Jurado es la de implantar, de manera estable, pequeños ARN de interferencia que sean capaces de suprimir y evitar la replicación del virus y que se generen nuevos viriones (virus con envoltura) en caso de reactivación. De esta forma se podría suprimir la carga viral del VIH.

Para ello espera poder utilizar la propia naturaleza del virus, de la misma manera que éste realiza de forma natural su ciclo de infección, modificando los genes. Una vez se implanten, éstos ejercerían la función de suprimir e interferir sobre la expresión y, por consiguiente, la capacidad replicativa del virus cuando éste se reactive en aquellas células donde permanece de forma latente.

En concreto, el biólogo Óscar Jurado habla de una especie de pseudovirus, llamado así porque sólo dará lugar a un ciclo de infección, que tendrá una envoltura con una mayor eficacia de los virus circundantes para que llegue a aquellos sitios donde los antirretrovirales no ejercen la función deseada.

¿POR QUÉ INGENIERÍA GENÉTICA?

Según este experto en Virología, existen más de 10 millones de células T CD4+ de memoria, donde permanece el virus de forma latente, cuya vida media sería de unos 44 meses, o 3,8 años. Así, “se necesitarían más de 70 años para eliminar el virus de forma natural, siempre y cuando no existan nuevas infecciones o se produzca una replicación homeoestática, en la que el virus a pesar de permanecer latente se va replicando poco a poco y es capaz de infectar células colindantes o circundantes”.

Para hacer frente a esta circunstancia, Jurado cree que la ingeniería genética “es la herramienta más viable para que se logre la cura del VIH”, además de ser “la que más se está utilizando en muchas de las terapias que existen para curar otras enfermedades”. El joven, natural de Torrox, apuesta que existe “una alta probabilidad de que funcione” este proyecto que en una primera fase se desarrollaría “in vitro”.

Al tratarse de ingeniería, Óscar Juradoindica que si la eficacia esperada no es la deseada, se podría “ir manipulando a la semejanza que uno quiera para conseguir el tanto por ciento de funcionalidad que uno espera”. Aún así, considera que es más eficaz que los actuales tratamientos antirretrovirales pues estos, aunque permiten un control de la evolución del virus, son incapaces de ejercer la función que se desea en ciertos órganos donde el virus replica en niveles residuales.

En este sentido, la novedad consistiría en comprobar “in vitro” la erradicación funcional del VIH, lo que daría a conocer “una herramienta multifuncional que se podría utilizar en otros campos y arrojar mucha información para otras enfermedades monofónicas como la fibrosis quística, la diabetes y para algunos tipos de cáncer”.

FINANCIACIÓN PARA SU DESARROLLO

Hasta ahora, Jurado ha investigado sobre la caracterización biológica de la envoltura. El siguiente paso sería coger una variante y generar cambios teniendo en cuenta las características del hospedador con lo que espera que se logre conseguir una envoltura “totalmente eficaz” a la hora de infectar.

Para ello, aunque Jurado haya propuesto la idea del proyecto, el director del mismo va a ser el Dr. Santiago Moreno, jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Ramón y Cajaldonde se prevén hacer la mayoría de los análisis. A su vez, tendrá como colaborador a José Alcamí, de la Unidad de Inmunopatología del SIDA del ISCIII.

Según las previsiones, para ir avanzando y subiendo de fase se necesitarían “unos 4-5 años” que sin financiación “no podríamos lograrlo”. Jurado espera, por ello, lograr al menos 150.000 euros que sirvan para formalizar un contrato a través del cual pueda llevar a cabo el proyecto y, “si es posible” alcanzar los 250.000 euros para adquirir nuevos materiales que faciliten la tarea. En este sentido, Óscar Jurado ha puesto a disposición su correo electrónico (fdk180@hotmail.es) a través del cual espera recibir apoyo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario