RanaMundo

RanaMundo

viernes, 27 de enero de 2017

¿LÉMURES Y SERES HUMANOS VINCULADOS?

"Ida" es el nombre que se le ha asignado al fósil hallado en Alemania, este pequeño ha generado una gran conmoción mediática y lo más probable es que siga perturbando a los científicos que estudian el origen de la especie humana.

El paleontólogo Jorn Hurum, el cual es líder del equipo que se ha encargado del análisis del fósil de 47 millones de años de antigüedad, Jorn Hurum menciona que "Ida" es una especie clave de nexo, en un eslabón perdido en la evolución de los primates.



Este fósil une a los primates como los monos y humanos con los parientes lejanos como son los lémures.

Hurum añadió: "Este es el primer eslabón a todos los seres humanos", "Ida" es "el nexo más cercano que podemos obtener de un ancestro directo".

El nombre científico de "Ida" es Darwinius masillae, posee una anatomía única. Su esqueleto presenta características de primates, aunque esta es un lémur, las características son las siguientes: manos prensiles, pulgares opuestos, uñas y extremidades cortas.

Brian Richmond, antropólogo biológico de la Universidad George Washington, que se encuentra en Washington D.C. y no tuvo ningún tipo de participación en este proyecto añade "Este espécimen parece ser un fósil muy antiguo de primates, perteneciente al grupo que engloba al ser humano".

Los investigadores aún dudan cuando y donde se pudo separar este eslabón de los primates y de los lemures.

"(Ida) es un importante punto de ramificación en el árbol evolutivo", dice Richmond, "aunque no es el único".

Eso si hay una cuestión irrebatible sobre "Ida", y es que esta se halla en un estado de conservación nunca antes visto en fósiles del Eoceno, los primates sufrieron en esta fecha una evolución muy acelerada.

"De este periodo geológico quedan muy pocos fósiles y tienden a ser un colmillo suelto por aquí o una falange de cola por allá", nos explica Richmond "Por lo que no se puede decir mucho sobre lo que este representa en términos de historia o biología evolutiva".

"Ida" al contrario de los fósiles hallados de este periodo, se le ha podido investigar piel y tejido blando, y hasta se ha sido posible analizar cual fue su ultima comida: frutas, semillas y hojas.

Este "eslabón perdido" se encontró en la fosa Messel de Alemania. Richmond dice que los orígenes de "Ida" europeos son esenciales y que estos podrían demostrar que el continente fue crucial en la evolución de los primates.

FUENTE: National Geographic
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario