RanaMundo

RanaMundo

martes, 28 de octubre de 2014

DIETAS CON EXCESO DE GRASAS OMEGA-6

Las dietas que la mayoría de personas tomamos diariamente contiene exceso de grasas omega-6 frente a las omega-3.

Este desequilibrio de ácidos grasos puede ser peligroso debido a que se están aumentando el riesgo de enfermedades inflamatorias como la diabetes o el cáncer y hasta trastornos inmunitarios.

Para asegurarse que seguimos una dieta alimentaria adecuada hay que seguir algunas recomendaciones que hacen los expertos como la Doctora Artemis.





Tanto el omega-6 como el omega-3 son ácidos grasos ensenciales, es decir, nuestro organismo no los produce por lo que debemos ingerirlos en nuestra dieta a través de los alimentos.

Hay productos muy ricos en omega-6 como los aceites de girasol, maíz, soja y otras semillas, excepto el grano de paja. Y el omega-3 se encuentra en pescados, mariscos y algas (omega-3 de cadena larga) y también en frutos secos, verduras y semillas de lino (omega-3 de cadena corta).

Dentro de los omega-3 hay dos clases: por un lado, las de origen marino o de cadena larga(EPA y DHA) y por otro lado, están las de origen vegetal o de cadena corta (ALA).
Nuestro organismos sólo puede convertir parcialmente las ALA en EPA y DHA.

La dieta actual contiene una desmesurada proporción de omega-6, de tal forma que se calcula que llega a superar el 20 a 1 y el 30 a 1, cuando lo recomendable es 4 a 1 o incluso menor.

Los problemas de salud más comunes a los que se le relacionan con el desequilibrio entre el omega-6 y el omega-3 son la obesidad, enfermedad cardiovascular, hipertensión. niveles altos de triglicéridos, osteoporosis, psoriasis,todo tipo de cáncer, problemas de memoria e incluso depresión.

Los omega-6 son ácidos grasos con efecto proinflamatorio y por la parte contraria, los omega-3 tienen un efecto aintiinflamatorio. Debido a la manera en la que actúan, es esencial para tener una buena salud, tanto a nivel celular como de todo el organismo, debe haber un buen equilibrio entre las acciones proinflamatoria y antiinflamatoria.

La Doctora Artemis Simopoulos es experta mundial en ácidos grados omega-3 explica que la nutrición
afecta a los genes y que si modificamos nuestra manera de alimentarnos introduciendo cambios en la proporción omega-6 frente al omega-3 nuestra salud se vería favorecida.

La recomendación que se hace frente a este problema es vigilar el consumo de omega-6, por lo que es conveniente leer las etiquetas de los productos que adquirimos y consumimos , y hay que asegurarse dos o tres raciones de pescado o de alimentos funcionales con omega-3 de pescado semanalmente.

Fuente de información: http://www.mujerhoy.com/blogs/adelgazar/desequilibrio-peligroso-835592102014.html

1 comentario:

elido chavez dijo...

El exceso de omega-6 en la dieta impacta el sistema circulatorio especialmente cuando estos acidos grasos de omega-6 mayoritariamente integran los fosfolipedos que componen todas nuestras membranas celulares y nucleares. Estos ladrillos son de menos calidad que los bloques hechos con omega-3 para construir nuestro organismo. Las membranas pierden permeabilidad impidiendo el libre flujo de nutrientes ademas cuando los tejedos son construidos con muchos acidos grasos omega-6 el sistema inmune levanta la inflamacion sistemica e hiperactivamente comienza a atacar al organismo.

Publicar un comentario