RanaMundo

RanaMundo

sábado, 25 de octubre de 2014

PROTEÍNA REPARADORA DEL DAÑO CAUSADO POR EL SOL EN EL ADN


Investigadores del grupo de Melanoma del Vall d'Hebron Institut de Recerca han explicado la función de la proteína LKB1. Han descubierto que dicha proteína es necesaria para la reparación del ADN dañado por la radiación ultravioleta y en su trabajo declaran que la escasez de esta proteína favorece la acumulación de células mutadas y el desarrollo de tumores, y además, dificulta la regeneración de la piel.

El objetivo de estos investigadores era estudiar las diferentes causas por las que la radiación solar induce a la aparición de tumores en la piel.

Imágenes de la piel de los ratones en la que se aprecia una
anomalía en división de las células después de ser expuestos
a la radiación ultravioleta.
Para llevar a cabo el estudio, este equipo de investigadores inactivó una de las dos copias de la proteína LKB1 en un grupo de ratones recién nacidos y los expusieron a radiación ultravioleta equivalente a la radiación ultravioleta a la que estaría expuesto un niño sin protección solar durante tres horas en verano. Tan solo un mes después, estos ratones desarrollaron un tumor relacionado con el daño crónico por radiación solar, el resultado fue sorprendente ya que desarrollaron cáncer de piel cinco meses antes de lo esperado.

Después de realizar este estudio en diferentes modelos animales, conociendo la función de la proteína en ellos, recogieron muestras de pacientes con cáncer de piel y en la mitad de los casos se mostraba la escasez parcial o total en los tumores de la proteína LKB1 durante las diferentes fases de la enfermedad, pero de forma particular en las zonas de la piel más expuestas al sol, como la nariz.

Esta investigación sugiere que la perdida de la función de la proteína LKB1 se produce de forma precoz y que está relacionada con la aparición de cáncer de piel a consecuencia de la exposición a radiación solar. El siguiente paso de este equipo de investigadores es evaluar el uso de la proteína LKB1 como factor pronóstico del riesgo de cáncer de piel asociado a la radiación solar.

Fuentes:



No hay comentarios:

Publicar un comentario