RanaMundo

RanaMundo

viernes, 21 de noviembre de 2014

ACELERACIÓN DE LA FOTOSÍNTESIS MEDIANTE CIANOBACTERIAS


Un grupo de investigadores de la Universidad de Cornell y Rothamsted Research ha completado dos de los tres pasos claves para acelerar la fotosíntesis en plantas como el trigo y el arroz, lo que podría aumentar el rendimiento de las plantas entre el 36% y el 60%. 
Estel nuevo método de la fotosíntesis, al ser más eficiente,  podría reducir la cantidad de fertilizantes y agua necesarios para producir alimentos.

El método ha consistido en trasplantar genes de un tipo de cianobacteria en plantas de tabaco.
Estos genes han permitido que la planta produzca una enzima más eficaz para transformar el CO2 de la atmósfera en azúcares y otros hidratos de carbono.

Hay algunas plantas mucho más eficientes que otras a la hora de convertir el CO2 en glucosa.
stas plantas de crecimiento rápido, conocidas como C4, se encuentran el maíz y muchos tipos de malas hierbas. Pero el 75% de las plantas del mundo tienen una fotosíntesis más lenta y menos eficiente (C3).  
Durante años la mayoría de los investigadores han estado intentando cambiar algunas plantas C3, como el arroz, el trigo o las patatas, a plantas C4. 

Estos investigadores tuvieron una visión más simple del caso:
En vez de intentar convertir una planta C3 en una planta C4 cambiando su anatomía y añadiendo nuevos tipos y estructuras celulares, ellos modificaron los componentes de las células existentes.

Para ello, tomaron prestado de las cianobacterias un mecanismo de fotosíntesis que se divide en tres partes:
1 º- Las proteínas forman un compartimiento especial dentro de la célula de una planta donde se concentra el CO2.
2 º- El compartimiento contiene una enzima para acelerar la transformación del CO2.
3 º- Las células utilizan bombas especiales que tienen en sus membranas para llevar el CO2 a las células.  

A principios de este año los investigadores diseñaron células para formar los compartimientos especiales de CO2. La nueva investigación es la que se encarga de la segunda parte: la enzima aceleradora. Y están colaborando con otros investigadores para la tercera parte: las bombas.

Los investigadores tendrán que incluir las tres partes en una planta, cosas que no será fácil, ya que será necesario transferir entre 10 y 15 genes, y asegurarse de que estos son estables. El enfoque se limitará a unas pocas plantas que a los investigadores se les de bien modificar genéticamente, como los tomates, las patatas, las berenjenas o los pimientos.
Enlace: http://www.technologyreview.es/read_article.aspx?id=46079  

No hay comentarios:

Publicar un comentario