RanaMundo

RanaMundo

sábado, 1 de noviembre de 2014

GAZPACHO Y OTRAS BEBIDAS COMO MEDIO DE HIDRATACIÓN


En la actualidad, es recomendable beber al menos dos litros de agua al día. Cuando un organismo tiene sed se trata de una llamada del propio organismo para avisar de que el equilibrio hídrico se ha roto y que hay que reponerlo para alcanzar ese porcentaje entre el 60 y 80% de agua que conforma a un ser vivo. En el caso de los camellos, son de los pocos animales que pueden almacenarla. Sin embargo, en humanos, no basta con tomar grandes cantidades para hacerse una reserva, y cuando el organismo manifiesta esta sed, significa que ya está bajo mínimos, por lo que es conveniente hidratarse con regularidad. 




La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria estima recientemente que la ingesta total de líquidos diaria debería estar alrededor de los tres litros, de los cuales, cerca de la mitad debería proceder de frutas y verduras y la otra mitad, de 6 o 8 vasos diarios de agua. Especialistas sugieren varias bebidas para sustituir algunos de estos vasos diarios, entre ellas:
    -Gazpacho: rico en vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes, aparte de las pocas calorías que aporta.
    -Horchata: bebida nutritiva de origen vegetal, rica en minerales como el fósforo, el calcio, el magnesio, y vitaminas C y E, que favorecen al sistema inmunológico. Además, supone una buena fuente de energía.
    -Zumos de frutas: aportan energía, vitaminas y sales minerales. Si son recién exprimidos tiene un mayor aporte de fibra y vitaminas.
    -Bebidas isotónicas: de gran importancia en personas que siguen rutinas de ejercicio físico, pues vienen muy bien para reponer líquidos y sales minerales. Contienen carbohidratos y electrolitos que ayudan en la recuperación de energía.
    -Cerveza: se ha demostrado que el consumo moderado de esta bebida aporta beneficios ya que contiene vitamina B, ácido fólico, antioxidantes y fibra.
    -Leche con cacao puro: aporta proteínas, carbohidratos y electrolitos, además de calcio y vitamina D, que ayudan al buen mantenimiento de los huesos.

Así mismo, hay ciertas bebidas que pueden engañar al paladar y acelerar el proceso de deshidratación del cuerpo, como las bebidas alcohólicas, que incluso en grado mínimo puede tener un efecto negativo, el café, que tomarlo en grandes cantidades es perjudicial para la salud, y las bebidas carbonatadas, que contienen sodio, que deshidrata el cuerpo y cafeína con efecto diurético.

Según un estudio, beber agua carbonatada en las comidas puede reducir el riesgo cardiovascular, pues contiene anhídrido carbónico, sodio, cloruro, litio y otros electrolitos que producen un pequeño aumento del pH durante la digestión, provocando que se vierta menos bilis en el intestino y así abserber menos trigliceridos y colesterol.

Sobre la conveniencia de tomar agua templada para calmar la sed a largo plazo se recomienda consumir el agua a una temperatura fresca entre 12 y 18 ºC, asegurando que no bebamos menos porque el agua esté fría o muy caliente para nuestro paladar.

FUENTE:  http://elpais.com/elpais/2014/10/01/buenavida/1412171559_133338.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario