RanaMundo

RanaMundo

viernes, 28 de noviembre de 2014

MAPA DE INTERACCIONES DE PROTEÍNAS CONTRA EL CÁNCER

Al igual que las secuencias del genoma revolucionaron la genética humana, los mapas de interacciones de proteínas serán fundamentales para comprender las relaciones genotipo-fenotipo, es decir, para comparar la información contenida en los cromosomas con su manifestación.

El nuevo mapa de interacciones entre las proteínas humanas, éste más avanzado, es el resultado de un estudio científico de cinco años. Este mapa permitirá avanzar en la lucha contra el cáncer, ya que proporciona los datos precisos para concretar en los aspectos de esta enfermedad.
El trabajo, recientemente publicado por la revista "Cell", ha sido el resultado del trabajo conjunto entre los distintos países desde 2009. Globalmente ha sido dirigido por investigadores de Harvard y de Bostón y, de manera específica, los estudios de bioinformática han estado en manos a lo largo de estos cinco años del investigador principal del CIC Javier de las Rivas.

Los científicos están trabajando para identificar las interacciones de las proteínas dentro de un organismo. Para ello es necesario tener una banco con todos o casi todos los genes humanos clonados que permitan expresar y probar las proteínas.

En el estudio, ya publicado, se ha descrito un mapa de aproximadamente 14.000 interacciones binarias proteína-proteína humanas de alta calidad. La información actual de la red representa solo una porción pequeña del proteoma, pero este nuevo mapa es más homogéneo y revela una red más amplia de las interacciones de las proteínas de los humanos. Ésto proporciona datos para precisar aspectos funcionales del cáncer.

El equipo dirigido por el doctor De las Rivas ha testado 1.000 proteínas del set de referencia y las muestras  han sido analizadas mediante tres métodos independientes y cotejados por procedimientos bioinformáticos. El estudio ha permitido describir con más precisión las proteínas implicadas en el desarrollo del cáncer (también conocidas como oncoproteínas) y se ha constatado una gran cantidad de relaciones entre ellas.

Este avance puede tener muchas repercusiones el campo de la clínica ya que muchos tratamientos del cáncer consisten en restablecer relaciones normales para dichas oncoproteínas, deshaciendo algunas relaciones que son claramente perjudiciales y malignas para nuestras células.

Fuentes: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario