RanaMundo

RanaMundo

jueves, 22 de enero de 2015

NUEVA TÉCNICA PARA HACER CRECER TEJIDO MUSCULAR EN LABORATORIOS

Hacer crecer una estructura muscular completa con vasos sanguíneos en el laboratorio ha probado ser una tarea muy complicada y laboriosa para los investigadores.
Ahora, un grupo de científicos de la Universidad de Tecnología de Eindhoven ha logrado superar el reto, lo que ayudará a facilitar el camino para la creación de tejido muscular que podrá ser implantado en pacientes que han perdido masa muscular por accidentes o cirugía.

Aunque varios investigadores han conseguido ya producir tejido muscular con vasos sanguíneos, los científicos de esta Universidad declaran que las células musculares y los vasos sanguíneos estaban desorganizados. Esto supone un problema ya que las células de los músculos deben estar alineadas en la misma dirección para proporcionarles su fuerza, y los músculos a su vez necesitan los vasos sanguíneos para aportarles oxígeno y nutrientes.


El equipo tuvo éxito donde otros fallaron al producir en primer lugar el tejido muscular desde una mezcla de células madre pre-cultivadas y células de vasos sanguíneos de ratón. Las piezas de tejido cultivado, de unos 2x8 mm, fueron colocados en una sola dirección empleando velcro para prevenir la contracción que suele producirse durante este proceso. La tensión producida hizo que las células musculares se mantuvieran alineadas durante el cultivo. Esta alineación es esencial para que los músculos puedan ejercer una fuerza.

Además de la alineación de las células musculares, los vasos sanguíneos se fueron formando sin necesitar la adición de ningún factor de crecimiento, ya que las células de tipo muscular produjeron estos factores por sí mismas como resultado de la tensión aplicada.

Hasta este momento, el máximo grosor que se podía lograr en el laboratorio para el tejido muscular cultivado era de solamente 0.4 mm, ya que las células no deben estar situadas a una distancia superior a 0.2 mm de un vaso sanguíneo u otra fuente de nutrientes para asegurar que reciban la cantidad necesaria de oxígeno. La formación de vasos sanguíneos la cual permite un suplemento constante de sangre, señala que sería posible alimentar el músculo producido en el laboratorio desde adentro y cultivar un tejido de mayor grosor en un futuro cercano.

El objetivo final de la investigación es lograr el éxito en el tratamiento de personas que han perdido músculo por causas accidentales o cirugías. Un ejemplo de una posible aplicación es la restauración del tejido facial. El uso del tejido muscular cultivado no solo sería cosmético, ya que le devolvería funcionalidad al área dañada. Se espera que estos tratamientos estén disponibles en un periodo menor a 10 años.

A continuación, el equipo trabajará en el cultivo de un tejido más grueso. Actualmente ya han comenzado los experimentos con tejido muscular humano.

FUENTE: http://tecnomasciencia.com/nueva-tecnica-hacer-crecer-tejido-muscular-laboratorio/

No hay comentarios:

Publicar un comentario