RanaMundo

RanaMundo

viernes, 20 de febrero de 2015

BEBÉ DE TRES PADRES



Resultado de imagen de BEBE DE TRES PADRESEl concepto tradicional de fecundación ha dado un giro inesperado. Así lo demostró recientemente el Parlamento británico, que aprobó una reforma legal para concebir bebés usando nada menos que el material genético de tres progenitores.

Se trata de una técnica conocida como donación mitocondrial, que tiene como objetivo evitar la transmisión de enfermedades hereditarias ligadas a las mitocondrias, unos componentes celulares que se heredan de la madre, pero que no definen la apariencia física ni otros rasgos del bebé.

Las enfermedades mitocondriales son: demencia, ceguera, daños en el sistema nervioso, el corazón y los riñones, así como distrofia muscular o la ataxia cerebral.

Gran Bretaña se convertirá en el primer país que da luz verde a los llamados bebés de tres padres, y ayudará a cerca de 150 parejas que cada año pierden a sus infantes por enfermedades mitocondriales.

En esencia, la técnica aprobada consiste en fertilizar dos óvulos de dos mujeres diferentes —uno de la madre y otro de una donante con mitocondrias sanas— con espermatozoides del padre, para así crear dos embriones.

Luego se retiran los núcleos de los dos embriones, que contienen información genética, y solo se conserva el de los padres, mientras que se destruye el núcleo del embrión de la donante.

Finalmente, al embrión de la mujer donante se le coloca el núcleo del de los padres, para dar paso a la creación de un embrión con mitocondrias sanas, que se implanta en el útero materno.

Lo mismo se puede hacer a escala de óvulo, antes de la fertilización, explican los investigadores.

El padre le proporciona al embrión la mitad de su información genética y la madre le da la otra mitad. Pero no todo el proceso es tan simétrico.

El embrión crece a partir del óvulo y no a partir del espermatozoide, lo que se traduce en que obtiene toda la maquinaria necesaria para leer las instrucciones contenidas en los genes y seguir creciendo de las células femeninas y no de las paternas.

Para funcionar, estas mitocondrias llevan en su interior un puñado de genes que «no se traducen en rasgos heredables (como el color de pelo), pero que tienen un cierto papel en el desarrollo.

«Hay un padre nuclear, una madre nuclear y una madre mitocondrial»

Lo natural es que la madre mitocondrial y nuclear sean la misma, pero si se usan las mitocondrias sanas de una segunda mujer, se daría el caso de que habría tres progenitores desde el punto de vista genético. Sin embargo, Cuezva aclara que el peso de estos genes mitocondriales es escaso, en comparación con el de los núcleos, porque «el tamaño del material genético de las mitocondrias es 200 000 veces menor al del núcleo».

Pero este puñado de genes es crucial para el funcionamiento de estas «centrales energéticas». Así que cuando se estropean se ven afectadas partes del cuerpo que consumen mucha energía, como los músculos o el sistema nervioso. Por eso las patologías de las mitocondrias van desde los problemas visuales a la sordera, pasando por problemas motrices y de desarrollo o de debilidad muscular.

La agencia EFE informó que las científicas Mary Herbert y Meenakshi Choudhary, de la Universidad de Newcastle, Reino Unido, ya están experimentando con ovocitos humanos esta técnica de reproducción asistida, aunque precisaron que será pronto cuando realicen ensayos con mujeres.

El equipo tiene la aprobación de las autoridades británicas para completar sus experimentos en ratones y primates con óvulos humanos.

Al parecer, si este procedimiento científico es aprobado también por la Cámara de los Lores a finales de febrero, se podrá incluir como enmienda en la Ley de Embriología y Fertilización Humana que data de 2008.

FUENTE:
http://www.juventudrebelde.cu/columnas/detras-ciencia/2015-02-12/bebe-de-tres-padres/

No hay comentarios:

Publicar un comentario