RanaMundo

RanaMundo

viernes, 13 de marzo de 2015

IDENTIFICAN NUEVOS MECANISMOS MUTACIONALES RESPONSABLES DE LOS CÁNCERES MÁS COMUNES


Todos los cánceres están causados por mutaciones somáticas, es decir, alteraciones genéticas que tienen lugar en las células de un organismo y que no han sido heredadas. Un consorcio científico internacional, que implica a investigadores de 14 países, se ha dedicado a identificar las causas que provoca esas mutaciones, las 20 firmas mutacionales, cada una de las cuales muestra un mecanismo distinto responsable de las alteraciones genéticas. En este exhaustivo estudio los científicos han analizado el genoma de mas de 7.000 tumores de todo tipo.
Muchos de estos mecanismos mutacionales son comunes a distintos tipos de cáncer, otras son específicas. Algunos se deben a factores como la edad, defectos en los sistemas de reparación y mantenimiento genómico, o simplemente a mutágenos ambientales como son el tabaco, responsable del cáncer de pulmón, o la luz ultravioleta, consecuente del cáncer de piel. Estos estudios han revelado también que en muchos tipos de cáncer el ADN sufre hipermutación, un grado de alteración muy elevado con respecto al resto del genoma. Los cánceres más frecuentes son el colorrectal, el de próstata, el de pulmón, que afecta mayormente al sexo masculino, el de mama y el de vejiga. Del total, el 60% se da en hombres y el resto en mujeres. En total, los científicos han examinado los 30 tipos de cáncer más comunes, algunos de ellos solo presentan dos mecanismos mutacionales implicados; no obstante otros mas complejos pueden llegar a presentar hasta seis.
El equipo español se ha centrado en un centenar de genomas de un tipo concreto de cáncer, la leucemia linfática crónica. Los resultados han revelado que este tumor en las células de la sangre viene generado por dos mecanismos mutacionales: la edad y las deficiencias en los mecanismos de reparación de ADN. A lo largo de nuestra vida los daños en el código genético son constantes, y nuestra supervivencia se debe a la actividad ejercida por los procesos de reparación y mantenimiento del genoma. Aunque si estos fallan, los resultados son fatales.
El estudio ha revelado también la existencia de pequeñas zonas en el genoma que sufren unas tasas de mutación enormemente altas, lo que antes hemos denominado hipermutación. Estas mutaciones son tan puntuales como las del resto del genoma, solamente que ocurren a una tasa tormentosa. Estas hipermutaciones son reproducibles en cada tipo de cáncer, pero varían entre tipos. Son comunes en el cáncer de mama, páncreas, pulmón, hígado, meduloblastoma, linfoma de células B y leucemia linfoblástica aguda.
Un fenómeno similar a la hipermutación ocurre también durante la maduración normal de los linfocitos, las células de la sangre que producen los anticuerpos y otras proteínas especializadas en reconocer agentes extraños al cuerpo.
Los investigadores reconocen que es probable que descubran mas mecanismos mutacionales junto con una definición mas precisa de sus características.
FUENTE:  http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/08/14/actualidad/1376498769_558828.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario