RanaMundo

RanaMundo

martes, 10 de marzo de 2015

UN TEST GENÉTICO PREDICE LA METÁSTASIS.

El caso más peligro a la hora de hablar del cáncer es la metástasis, una extensión a otros órganos a raíz del cáncer original.

Esto provoca el 90% de las muertes por cáncer.

El problema de todo esto es que es muy difícil predecir tumores primarios o secundarios puede llegar a tener el paciente, pero gracias a las técnicas de la actualidad esto pude llegar a resultar mucho mas fácil.

El equipo de investigadores, destacando Eduard Battle (Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona) ha creado un test genético para clcular la probabilidad que un paciente con cáncer de colon tiene de padecer tumores secundarios, generalmente en hígado y pulmones.

Este cáncer (cáncer de colon) es uno de los más frecuentes en nuestro país y otros países desarrollados.
El 40% de los pacientes con cáncer de colon acaban sufriendo metástasis, pero la pregunta es ¿cuáles lo harán?. Encontrar la respuesta a esta pregunta solo puede tratar a las personas que están en riesgo y evitar la quimioterapia a aquellas que no tienen el riesgo de sufrir metástasis.

Esta investigación puede tener espectativas para el futuro médico.

''La clasificaciones actuales por estadios que usan los oncólogos no son capaces de predecir que pacientes recaerán'', explica Battle.
El método de éste se basa en averiguar las células que han modificado las células del tejido sano.
Su equipo ha estudiado casi 1.000 tumores llegando a la conclusión de que analizando 6 genes de las células sanas se puede saber el riesgo que tiene ese paciente de sufrir metástasis.

Investigadores de Bélgica e Italia dicen que los tumores con peor pronóstico se origina en células del estroma, es decir, el tejido que rodea al tumor.

Minitumores.

Este doctor dice que podría ser una de las herramientas para los médicos con objetivo de ayudar a la quimioterapia y evitar a los que no la necesitan. ''La idea de fondo es que muchos tumores de colon sn benignos y extraerlos basta para evitarlos'', comenta el investigador.

Los responsables del estudio han descubierto que se puede frenar la metástasis pero a través de la creación de mini tumores en las que se pueden utilizar diferentes fármacos. 
También han descubierto que las células sanas que rodean a la que está infectada están comunicadas gracias a la hormona TGF-Beta. 
Según Battle, si la actividad de esta hormona, la metástasis se detiene.
Actualmente se está ensayando con pacientes con cáncer cerebral y de hígado.

“Se trata de un trabajo básico pero con muchas implicaciones para la práctica clínica”, opina Fernando Rivera, portavoz de la Sociedad Española de Oncología Médica.
Fernando dice que lo más interesante es que el estroma es más importante que las células tumorales para la progresión de la enfermedad.
''Obviamente hablamos aún de años antes de que se confirme su validez, pero el estudio pone unos cimientos impecables para comenzar a demostrarlo'' finaliza Fernando  Rivera.

Fuente:  El País.

No hay comentarios:

Publicar un comentario