RanaMundo

RanaMundo

viernes, 15 de mayo de 2015

OPDIVO, UNA INMUNOTERAPIA PARA EL CÁNCER

El cáncer lleva 4000 años afectando a la humanidad. Solo en 2014 mató a 370.000 personas en Japón.

Las células del cáncer son idioblastos ( células diferentes a las que están a su alrededor) surgidos a partir de células normales. Las células cancerosas se desarrollan gradualmente sorteando los ataques del sistema inmunológico que protege el orgasnismo, y con el paso del tiempo el cáncer va gastando las células inmunitarias.

En 2014 la empresa japonesa Ono Pharmaceutical presentó el Nivolumab (comercializado como Opdivo infusión intravenosa), un nuevo concepto de anticanceroso que ha generado grandes ilusiones como inmunoterapia oncológica revolucionaria. El inventor de este descubrimiento es el investigador de la Universidad de Kioto Honjo Tasuku, que lleva años liderando la investigación en inmunología oncológica a nivel mundial.

En el año 2000 las investigaciones conjuntas entre la Universidad de Kioto y el Instituto de Genética estadounidense permitieron descubrir sucesivamente el PD-L1 y PD-L2, dos elementos (ligandos) que se unen específicamente al PD-1. El PD-L1 está presente en la superficie de las células cancerosas y . al unirse al receptor PD-1 de las células inmunitarias, controla la respuesta de las células inmunitarias y acaba con su capacidad para atacar a las células cancerosas. Si se inhibe dicha unión entre anticuerpos anti-PD-1, se elimina ''el freno''  y las células inmunitarias recuperan la capacidad de atacar el cáncer.

En 2009, el gigante farmacéutico de EEUU Bristol-Myers Squibb compró Medarex por 2.400 millones de dolares y el proceso del fármaco se desarrolló más rápidamente. Todos los ensayos clínicos que se llevaron a cabo en EEUU tuvieron casos de éxito demostrado.

Nivolumab presenta 3 grandes diferencias respecto a los fármacos tradicionales para tratar el cáncer:
-Es aplicable a todos los tipos de cáncer.
-Tiene pocos efectos secundarios.
-Tiene un efecto continuado incluso en fase terminal y puede readministrarse.

El mayor inconveniente es el aumento del coste del tratamiento. El coste anual medio del tratamiento por paciente aumentará hasta alcanzar los 15 millones de yenes.

El último tema pendiente es que, mientras que en algunos pacientes el resultado es buenísimo en otros pacientes el medicamento no hace efecto, así que siguen investigando para perfeccionar el Nivolumab y poder comercializarlo con completa normalidad.

www.nippon.com/es/column/g00268/

No hay comentarios:

Publicar un comentario