RanaMundo

RanaMundo

miércoles, 11 de noviembre de 2015

GLÚCIDOS, PEORES QUE GRASAS ANIMALES

Doblar o incluso triplicar el consumo de grasas animales no entraña un aumento en la sangre del porcentaje de ciertas grasas saturadas nocivas para el sistema cardiovascular, afirma una investigación que acusan a los glúcidos del incremento.

16 participantes fueron sometidos a un régimen alimentario de cuatro meses y medio. Cada tres semanas, la parte de los glúcidos o hidratos de carbono (pan, pasta...) se aumentaba progresivamente mientras que la de los alimentos que contenían grasas animales saturadas (carne, queso) era reducida. El número de calorías y de proteínas se mantenía estable.




Estos investigadores constataron que la tasa total de grasas saturadas que había en la sangre de los participantes no aumentaba cuando comían grandes cantidades de carne roja y de lácteos e incluso disminuyó en la mayoría. Mientras tanto, el porcentaje en sangre del ácido palmitoleico, un ácido graso saturado ligado al metabolismo de glúcidos y que parecía contribuir al desarrollo de las enfermedades cardiovasculares, aumentaba con un crecimiento del número de glúcidos consumidos.

Un crecimiento de este ácido señala que un aumento de la proporción de glúcidos se transforma en grasa en lugar de ser quemado por el organismo, explican los investigadores.

De este modo, reducir la proporción de glúcidos y aumentar la de grasas animales en un régimen alimentario bien equilibrado permite al cuerpo consumir estas grasas como carburante y evitar su acumulación. Los participantes observaron una cierta mejoría de su índice sanguíneo de glucosa y de su tensión arterial y perdieron de media cerca de diez kilos durante el estudio.

Enlace

No hay comentarios:

Publicar un comentario