RanaMundo

RanaMundo

miércoles, 25 de noviembre de 2015

UN ANÁLISIS DE SANGRE PODRÍA PREDECIR LA EVOLUCIÓN DE UN BROTE PSICÓTICO

Hasta ahora no se habían encontrados marcadores biológicos en sangre que pudieran predecir la existencia de una enfermedad mental en los pacientes con brotes psicóticos, pero recientemente se ha desarrollado una técnica que permitiría pronosticar si un brote psicótico puede evolucionar hacia una enfermedad mental.

Éste método toma en cuenta la actividad enzímatica y se puede obtener con un análisis de sangre. Es un método rápido, económico y, sobre todo, no invasivo.


Éste método ha sido desarrollado por un equipo multidisciplinar formado por la Univerdad del País Vaso, del Hospital Univesitario de Álava, del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental y del Instituto de Biomedicina de la Universidad de León (Ibiomed).
«Los síntomas de los brotes psicóticos están asociados a una alteración en la actividad de los neurotransmisores del cerebro y puede desembocar en una enfermedad mental tan grave como la esquizofrenia», explica la investigadora Ainhoa Fernández-Atucha, de la UPV/EHU. «Pero no todas las personas que sufran un brote de este tipo padecerán esquizofrenia. Nuestro modelo predictivo, basado en la técnica estadística de regresión lineal, busca mediante un análisis de sangre un reflejo de esa actividad cerebral en la actividad enzimática, y así poder mejorar el diagnóstico inicial y su evolución».

El estudio se realizó con 78 hombres y 41 mujeres, de edades comprendidas entre los 17 y los 62 años, todos pacientes del Hospital Universitario de Álava ingresados entre 2009 y 2012. Ninguna consumía drogas o sufría un traumatismo cerebral grave. Tras el primer brote psicótico se les realizó un control clínico y analítico que se repitió al mes, a los tres meses y al año. Luego, se relacionó la actividad enzimática que tiene la persona en el momento del brote psicótico con los datos obtenidos en las escalas de valoración psiquiátricas a lo largo de un año de seguimiento. «En concreto, se cruzó la información relativa a las enzimas del grupo de las peptidasas y los resultados obtenidos mediante la Escala de Evaluación de la Actividad Global (EEAG) y la Escala de Depresión de Hamilton (HDRS)», explican.

Los resultados del estudio mostraron que cuanto mayor era la actividad enzimática, menor era la puntuación obtenida en las escalas de evaluación psiquiátricas referentes al estado general del paciente, pero era mayor en el caso de la escala que evalúa la presencia de síntomas depresivos, con lo que indicaban un mal pronóstico de la evolución global del paciente a corto plazo. Un marcador biológico en sangre que adelanta la evolución de un brote psicótico. «El aumento de la actividad de las enzimas parece implicar una modificación de la actividad neuronal. Se podría disponer de un método diagnóstico temprano para ofrecer una alternativa farmacológica y terapéutica adecuada», manifiesta Fernández-Atucha.


No hay comentarios:

Publicar un comentario