RanaMundo

RanaMundo

jueves, 26 de noviembre de 2015

UN CORAZÓN LATE POR SI SOLO MEDIANTE CÉLULAS MADRE

Un equipo de la universidad de California ha utilizado una combinación de métodos bioquímicos ( genes  y moléculas) y biofisicos para convertir las células madre de un paciente en un minicorazón que esencial mente se auto ensambla, forma sus cámaras y empieza a latir espontánea y coordinadamente.

El corazón es muy similar al que forma el feto. Como las células madre de partida están derivadas de pacientes .

El corazón es genéticamente idéntico al paciente en cuestión, esperan que el micro órgano sirva para estudiar las primeras fases tempranas del desarrollo del corazón, tanto en formas normales como patológicas.

Y sobre todo para probar bacterias enteras de fármacos y evaluar sus efectos sobre el desarrollo cardíaco.
Desde las primeras décadas del siglo XX , el desarrollo de la genética en un laboratorio de Nueva York, pudieron estudiar el desarrollo embrionario que se basa en los genes, que se activan o se reprimen en según que células del embrión, y en el intercambio de información química entre células vecinas.

Pero en 1917, un gran biólogo y matemático Escocés D’Arcy Thompson advirtió que estaban descuidando otro ángulo de la cuestión las fuerzas mecánicas o, más en general, las leyes de la física.


Han utilizado señales químicas para estimular a las células madre a diferenciarse como tejido cardiaco, sino que también les han impuesto guías y restricciones mecánicas, como barreras circulares que no pueden sobrepasar, y que les imponen  tensiones que emulan a las del desarrollo del embrión.

En el plazo de un par de semanas, las células se auto organizan según su posición en el círculo al que han sido restringidas. Las células de la periferia experimentan mayor tensión mecánica, y como consecuencia empiezan a diferenciarse como fibroblastos, las células que forman el tejido conectivo y producen colágeno. Las células del centro, que experimentan poca tensión mecánica, se diferencian como cardiomiocitos, o células del músculo cardíaco.

FUENTE : EL PAIS 

No hay comentarios:

Publicar un comentario