RanaMundo

RanaMundo

jueves, 31 de diciembre de 2015

PAPEL DE LOS LISOSOMAS EN LA TOXICIDAD HEPÁTICA DEL PARACETAMOL.

Investigadores del Instituto de Investigaciones Biomedicas de Barcelona (IIBB-CSIC) y el de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS) han publicado un artículo en la revista Scientific Reports, en él describen el papel de los lisosomas en el daño que puede causar el paracetamol en las células hepáticas.

Los lisosomas son orgánulos celulares que contienen enzimas hidrolíticas y proteolíticas que sirven para digerir los materiales de origen externo o interno que llegan a ellos, por tanto, se encargan de la digestión celular. Por otra parte, el paracetamol es un fármaco con propiedades analgésicas de uso muy extendido, el cual se ha demostrado que, en grandes cantidades, puede producir daños en el hígado de distinto modo, entre los que se encuentra la deficiencia en la eliminación de las mitocondrias dañadas por el compuesto en los hepatocitos, las células más numerosas en el hígado, en un proceso denominado mitofagia, forma especializada de autofagia por la cual se degradan y reciclan selectivamente las mitocondrias.

En la mitofagia son de gran importancia los lisosomas al ser el compartimento donde tienen lugar la degradación de los deshechos celulares pese al desconocimiento de la contribución de los mismos en la hepatotoxicidad causada por el paracetamol. Para examinar esta hepatotoxicidad, los investigadores han utilizado en el trabajo distintos modelos genéticos y farmacológicos que causan acumulación de colesterol lisosomal.

En el modelo genético se han usado ratones que presentan deficiencia en la enzima esfingomielinasa ácida (ASMasa),encargada de regular la función de lisosomal controlando los niveles de colesterol y esfingolípidos, la deficiencia en esta enzima provoca la enfermedad de Niemann-Pick (tipo A), la cual se caracteriza por la acumulación de colesterol en los lisosomas de distintos órganos, entre los que se encuentra el hígado.

Asimismo, el modelo farmacológico consiste en la administración de un fármaco que inhibe la ya citada enzima lisosomal, llamado amitriptilina, que es un medicamento antidepresivo tricíclico

Finalmente, los investigadores han determinado, con el uso de los diferentes modelos genéticos y farmacológicos, una mayor susceptibilidad al paracetamol incluso con la administración de dosis no tóxicas del fármaco y por tanto, han concluido que, los enfermos que padezcan enfermedades lisosomales o a quienes se le administre un tratamiento con el fármaco amitriptilina deben tener precaución y usar de forma moderada el paracetamol para minimizar una posible hepatotoxicidad.

Fuente: SINC

No hay comentarios:

Publicar un comentario