RanaMundo

RanaMundo

miércoles, 9 de diciembre de 2015

¿POR QUÉ LOS HOMBRES SE ORIENTAN MEJOR QUE LAS MUJERES?

Diversos estudios científicos han demostrado que los hombres se desenvuelven mejor en tareas espaciales que las mujeres. Pero no se ha determinado aún a qué se debe esta superioridad a la hora de orientarse, si está vinculada a las hormonas sexuales o si responde a condicionantes culturales u otros factores. Ahora, investigadores de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología (NTNU), con sede en Trondheim, han constatado a través de dos estudios que las hormonas tienen un importante papel a la hora de establecer y mantener esa diferencia entre géneros.


Así, el doctor Carl Pintzka, investigador de doctorado en la NTNU que ha llevado a cabo las investigaciones, explica a EL MUNDO: "Que los hombres se orientan mejor que las mujeres no es noticia. Hace tiempo que está demostrado. Lo que con nuestra investigación hemos demostrado es que las mujeres, si toman testosterona, tienen un mejor sentido de la dirección".

Los investigadores llevaron a cabo dos estudios diferenciados, el primero -que aún no ha sido publicado- dispuso que 18 hombres y 18 mujeres resolvieran 45 tareas de orientación, en 30 segundos cada una, en un gran laberinto tridimensional. El resultado: los hombres resolvieron un 50% más de tareas que las mujeres.

Entorno virtual y prueba de dirección utilizados en el estudio.

Durante este ejercicio, Pintzka usó un escáner de resonancia magnética para comprobar si existían diferencias en la actividad cerebral cuando hombres y mujeres se orientaban. Las imágenes mostraron que ambos géneros usan grandes áreas del cerebro a la hora de orientarse, pero algunas son diferentes. Loshombres usan más el hipocampo, mientras que las mujeres emplean en mayor medida las áreas frontales.

En la práctica esto puede traducirse, según Pintzka , en que los hombres utilizan direcciones cardinales cuando se orientan, lo cual es más eficiente y está en sintonía con el hecho de que el hipocampo es necesario para usar la direcciones cardinales.
La complejidad de orientarse

El segundo estudio consistió en dar testosterona a algunas de las participantes antes de realizar el ejercicio. Es esta investigación participaron 42 mujeres, de las cuales a 21 se les dio un placebo. Las que habían ingerido la hormona masculinatuvieron resultados mejores "en lo que respecta al sentido de la dirección, pero no fueron tan buenas como los hombres -en el estudio anterior- a la hora de orientarse", añade Pintzka. Ahora bien, en éstas "sí se registraron otras actividades cerebrales" que las mujeres sin placebo no tuvieron.

Los resultados, por tanto, demostraron que la testosterona tiene efecto en la cognición espacial, aunque éste sea limitado. Y es que "orientarse en un proceso complejo. Una dosis de testosterona no puede cambiar toda la experiencia de una vida", nos explica el doctor cuya tesis versa sobre Los efectos del sexo y las hormonas sexuales en el funcionamiento y estructura del cerebro.

Por otra parte, el estudio podría tener consecuencias en la investigación del Alzheimer, una enfermedad que afecta al doble de mujeres que de hombres y entre cuyos primeros síntomas se encuentra la pérdida de orientación. "Existe la discusión del papel de las hormonas sexuales en el riesgo del desarrollo de esta enfermedad", dice Pintzka, quien teme, no obstante, que su estudio, sea sólo "una pequeña pieza en el gran puzzle que es el Alzheimer".

Fuente: EL MUNDO

No hay comentarios:

Publicar un comentario