RanaMundo

RanaMundo

viernes, 4 de diciembre de 2015

UN GEN CAPAZ DE REVERTIR A SU ESTADO SANO CÉLULAS CANCEROSAS EN CIERTOS TUMORES

Los tratamientos contra el cáncer implican generalmente matar a las células del tumor. Sin embargo, en ciertos tipos de cáncer, estas células pueden en vez de ello ser obligadas a volver a convertirse en células normales, simplemente mediante la reactivación de un único gen, según un estudio reciente.

El equipo de Lukas Dow, de la Escuela Médica Weill Cornell (Weill Cornell Medical College, dependiente de la Universidad Cornell en Estados Unidos), encontró que restaurar los niveles normales de cierto gen en casos de cáncer colorrectal humano.


Este experimento fue reproducido en ratones, detuvo el crecimiento del tumor y restableció la función intestinal normal en apenas 4 días. Los tumores fueron eliminados en el plazo de dos semanas, y meses más tarde los animales seguían sin señales de cáncer. Los resultados de esta investigación constituyen una demostración de que restaurar la función de un único gen de supresión de tumores puede provocar la regresión tumoral, y este mecanismo se perfila como la base para futuros tratamientos contundentes contra el cáncer.

El cáncer colorrectal es la segunda causa principal de muertes relacionadas con el cáncer en los países desarrollados, contabilizándose casi 700.000 muertes en todo el mundo cada año. Los tratamientos para un cáncer colorrectal avanzado implican combinar quimioterapias que son tóxicas y bastante ineficientes, si bien han seguido siendo la clase principal de terapias de este tipo durante la última década, tal como dice Scott Lowe.

Hasta el 90% de los tumores colorrectales contienen mutaciones inactivadoras en un gen supresor de tumores llamado Apc.

Aunque la reactivación del Apc es probable que no sirva para gran cosa en otros tipos de cáncer, el enfoque experimental general podría tener repercusiones más amplias. Identificar mutaciones específicas de tipos de tumores es un objetivo principal de muchos laboratorios oncológicos del mundo. Si se logra identificar qué tipos de mutaciones y cambios son los responsables esenciales para el crecimiento de tumores, se estará en mejor disposición para identificar los tratamientos más apropiados para cada cáncer individual.


No hay comentarios:

Publicar un comentario