RanaMundo

RanaMundo

miércoles, 13 de enero de 2016

"ESTRUJAR" CÉLULAS HASTA CONVERTIRLAS EN CÉLULAS MADRE


Unos científicos han desarrollado un nuevo método que transforma células normales en células madre a base de “estrujarlas”. La técnica abre las puertas hacia la producción a gran escala de células madre para fines médicos.

Producir el tipo adecuado de células madre de una manera estandar sigue siendo un serio desafío. Los científicos de la EPFL han desarrollado un gel en 3D que aumenta la capacidad de las células normales para transformarse en células madre "estrujándolas" hasta darles forma.La nueva técnica también se puede escalar fácilmente para producir células madre para diversas aplicaciones a escala industrial.



Hay diferentes tipos de células madre, pero las que tienen especial interés médico son las llamadas "células madre pluripotentes inducidas" o iPSC -por sus siglas en inglés-. Derivan de células adultas maduras que han sido reprogramadas genéticamente para comportarse como células madre (por eso se llaman "inducidas"). Las iPSC puede luego desarrollarse hasta formar una amplia gama de diferentes tipos de células, por ejemplo del hígado, el páncreas, el pulmón, la piel, etc.

Ha habido muchos intentos de diseñar un método para la generación de estas células madre. Pero incluso los métodos más exitosos resultan no ser muy útiles, especialmente para su uso a gran escala. Una cuestión importante es que las técnicas existentes usan el entorno 2D de un matraz de placa de Petri o cultivo celular, mientras que las células del cuerpo están en un mundo en tres dimensiones.

El laboratorio de Matthias Lutolf, en la EPFL, ha desarrollado un nuevo método que puede ayudar a superar estos inconvenientes. El enfoque utiliza un sistema de cultivo celular en 3D. Las células normales se colocan dentro de un gel que contiene nutrientes de crecimiento normales. Trataron de simular el entorno tridimensional de un tejido vivo y ver cómo influiría en el comportamiento de las células madre pero pronto  vieron que la reprogramación celular también se veía influida por el microambiente que la rodeaba. El microambiente, en este caso, es el gel.

Los investigadores descubrieron que podían reprogramar las células más rápido y de forma más eficiente que con los métodos actuales, simplemente ajustando la composición -y por tanto la rigidez y densidad- del gel circundante. Como resultado final, el gel ejerce diferentes fuerzas sobre las células, básicamente "exprimiéndolas".
FUENTE:

No hay comentarios:

Publicar un comentario